Los trabajadores por cuenta propia rechazaron el paro en Managua y este jueves salieron con sus productos para ganarse el pan de cada día.

Los hombres y mujeres, cabeza de sus hogares,  consideraron que el llamado a paro es abusivo y que atenta contra la economía de las familias humildes.

Tenemos que venir, siempre venimos. Yo tengo una persona que depende de mí y vamos a tener almuerzo también, va a haber bistec de hígado, carne asada y pollo”, afirmó Luz Marina Miranda, quien trabaja en un comedor cercano al centro cívico de Managua.

“No tenemos que estar haciendo nada en la casa, no podemos quedar en la casa, tenemos que trabajar”, agregó su madre, Marina Miranda, quien abrió el local desde las 6:00 am.

En las afueras de Servigob, Griselda Cruz, en un pequeño quiosco vende rosquillas y productos de soya.

“Tenemos que seguir en la lucha para seguir subsistiendo y logrando que se trabaja y los adultos se están viniendo a pagar, gracias a Dios nos ha ido bien y estamos trabajando”, apuntó.