A pesar de que los sectores de extrema derecha quieren seguir afectando la economía de las familias llamando este jueves a un paro, en la mayoría de los municipios, donde se ha permanecido al margen de las protestas desestabilizadoras, la población ha hecho caso omiso a ese llamado y continúa trabajando con normalidad.

En municipios como El Castillo, en Río San Juan, por ejemplo, la gente ha ignorado el paro y todo mundo está laborando y desarrollando sus actividades cotidianas, como son el transporte acuático , terrestre y las actividades comerciales.

En León, los comerciantes dijeron no al Paro y salieron con sus productos a los mercados a ganarse el pan de cada día y luchar para salir adelante.

De igual manera, las familias salieron bajo temor a las calles a hacer largas filas en los cajeros de los bancos para poder sacar su dinero.

Por su parte, en Somoto, trabajadores de cuenta propia, desde tempranas horas abrieron sus puertas a la población en general. Ellos siguen trabajando por llevar el sustento a sus familias y al aporte de la economía del municipio.

 

paro

paro

paro

paro

paro

paro

paro

paro

paro