Instaurar un Diálogo Nacional sin posiciones de fuerza es apostar por el desarrollo y la paz de Nicaragua, declaró el analista político Adolfo Pastrán Arancibia.

El diálogo es la posición pacífica, civilizada, para que los nicaragüenses en la mesa de discusión resolvamos nuestros problemas, siempre dijimos de la necesidad de ir a la mesa, plantear todas las inquietudes, las demandas de los diferentes sectores y escuchar con una mentalidad amplia y abierta para buscar la solución”, expresó.

Pastrán añadió que promover violencia y el daño de la infraestructura pública o privada, es una muestra inequívoca de quienes pretenden cambiar el orden de las cosas por la fuerza.

Nadie quiere una guerra, nadie quiere derramamiento de sangre, ni heridos, lo que pasa es que nos estamos encontrando con posiciones muy extremas que si quieren la violencia, quieren una salida abrupta de esta situación y ya hemos visto, que la OEA, las Naciones Unidas, la Unión Europea, el mismo gobierno de los Estados Unidos, por medio de enviados y de declaraciones que han dado desde Washington, han dicho que quieren una salida negociada, pacifica, dentro del marco de la constitución y las leyes de Nicaragua”, dijo.

Si bien a veces cuesta conciliar posiciones, considera Pastrán. que el mejor camino es el diálogo.

En este momento no habrá condiciones porque hay posiciones extremas de un lado, en que quieren todo o nada, no quieren flexibilizar posiciones, pero hay que crear esas condiciones, hay que insistir, hay que ceder, a veces se gana cediendo, en una mesa de negociación y de dialogo no se logra todo lo que uno aspira y hay que ceder, hay que llegar sobre todo con un sentimiento de patria”.