El Presidente del Parlamento Indígena de América (PIA), Hugo Carrillo, demandó a los estados de América Latina y el Caribe posibilitar que mayor cantidad de personas de las comunidades indígenas puedan tengan mayor presencia en las sociedades y espacios de poder institucional.

Este lunes se inauguró en Managua, la XIII Sesión Ordinaria del Parlamento Indígena de América, que fue fundado un 29 de agosto de 1987 en la ciudad de Panamá y ratificado en 1988 en Nicaragua.

“Muy pocas veces hemos tenido la ocasión de congregar trece representaciones del Parlamento Indígena que tiene 25 años, pero en estos 25 años tortuosos, hemos tenido una presencia exigua, porque todavía nuestros parlamentos no han entendido la condición de nuestros países. Todavía no hemos hecho un diagnóstico que alcancen hacer entender a nuestras autoridades, que se trata de poblaciones plurilingües, multiculturales, todavía nuestras autoridades no entienden que no somos minoría, que se trata más bien de enormes mayorías que no tienen participación real en nuestros parlamentos”, habló Carillo, originario del Perú.

El Parlamento Indígena de América sesiona en Managua el 8 y 9 de abril, con el interés de hacer un balance sobre la situación y perspectivas de los pueblos originarios del continente y su presencia en los órganos legislativos nacionales.

Esta sesión debe servir como base para reafirmar los preceptos que permitan la protección de los pueblos indígenas de América, que incluyen el derecho a la identidad, el reconocimiento de la pluralidad étnica y cultural de nuestros países, el derecho al territorio y la preservación de la justicia indígena.

“De lo que se trata es de proteger y reconocer la pluralidad de las etnias, de las culturas, de nuestras lenguas que se reconocen como milenarias. Reconocer a los habitantes a quienes hasta el día de hoy, se les ha negado sus derechos fundamentales y que se les siguen negando su derecho al desarrollo desde su propia cosmovisión”, citó Carrillo.

También habló el Presidente de la Comisión de Pueblos Indígenas de la Asamblea Nacional, Brooklyn Rivera, quien destacó que en Nicaragua existe una serie de leyes que se vienen promoviendo desde hace seis años, con el interés de reconocer las culturas milenarias de las comunidades indígenas.

Destacó que desde los años 80 en la primera etapa de la Revolución Sandinista, se proclamó la autonomía de las regiones autónomas del atlántico.

“El reto es avanzar con firmeza en este proceso reivindicador, de la restitución de nuestros derechos, para ir forjando juntos con el resto de la sociedad nacional dentro del dialogo de saberes de la interculturalidad”, mencionó Rivera.

La diputada de Bolivia Patricia Mansilla, dijo que lo importante del encuentro es hacer un intercambio de las experiencias de las comunidades indígenas, en el caso de su país, existe todo un proceso de restitución de derechos.

“Es importante intercambiar nuestras experiencias en Latinoamérica con los otros parlamentarios de otros países, de aquí en el futuro nosotros los latinoamericanos seamos unidos y nuestros derechos como pueblos indígenas prevalezcan en las leyes que se aprueban en los parlamentos”, dijo la diputada boliviana.

Durante las sesiones se abordaran diferentes aspectos, entre estos un seminario internacional sobre Soberanía Alimentaria, que abordará la explotación de los recursos naturales y la utilización de químicos en las plantaciones. Igualmente se abordará el reconocimiento de los derechos de la Pachamama (Madre Tierra) y de nuestros deberes frente a ella.

La representación de Nicaragua brindará un informe del trabajo que se realiza en el país, en el proceso de autonomía, la restitución de los derechos territoriales de los pueblos originarios y el alcance de los programas sociales del Gobierno Sandinista en los territorios.

Entre los objetivos generales del encuentro, es promover un espacio de análisis, debate y reflexión sobre proyectos de ley, procesos de fiscalización y la concreción de políticas públicas para el ejercicio de los derechos colectivos de las comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas.

Este conclave reúne a miembros de las comunidades indígenas de Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.