Esta mañana en la misa de la Catedral de El Salvador, frente a la Cripta de Monseñor Romero, ciudadanos de ese país pidieron por el cese del sufrimiento del pueblo de Nicaragua y ofrecieron ante el altar ofrendas bajo la petición ”Señor cese la violencia en Nicaragua y siga el diálogo".

El texto que se leyó, acompañando estas ofrendas fue ”Señor, vivimos momentos difíciles, pero depende de nosotros a la luz de la fe, comprometernos y trabajar por la justicia y la paz. Nuestro profeta y mártir San Romero, siempre abogó por el diálogo. Nos solidarizamos con el pueblo hermano de Nicaragua y apoyamos el diálogo que se está llevando a cabo entre el gobierno del Presidente Daniel Ortega y la oposición ,con la mediación de la Conferencia Episcopal nicaraguense para que cese la violencia y regrese la sana convivencia social."

Hermana Mariella y la Coordinación Intergremial de El Salvador se solidariza con el Gobierno y Pueblo Nicaragüense en resistencia.

El salvador

El salvador