La NASA anunció este jueves que su robot explorador "Curiosity", que llegó a Marte en 2012, halló moléculas orgánicas en rocas del planeta que se formaron hace tres mil millones de años, lo que podría ayudar a afirmar que realmente hubo vida en este planeta.

“Este es un descubrimiento muy emocionante, pero no podemos confirmar aún el origen de estas moléculas. Podría ser una prueba de vida anterior, pero también podrían pertenecer a un meteorito u otras fuentes”, afirmó Paul Mahaffy, director de la división de Exploración del Sistema Solar de la NASA.

Pese a que aún no está definido el motivo de la creación de estas moléculas, la NASA señaló que este tipo de partículas pudieron ser la fuente de alimento de una hipotética vida microbiana en Marte.