Los capitalinos se hicieron presentes una vez más a la Avenida de Bolívar a Chávez, desde donde con ese corazón humilde y contristado piden a Dios por la paz en Nicaragua y el cese del odio y la violencia.

Esta es una muestra de unidad y hermandad de los nicaragüenses que piden y quieren la paz, y vivir en tranquilidad.

"Venimos a pedir por la paz como cristianos que somos y como nicaragüenses, porque queremos que este país esté en tranquilidad y pedimos por ellos para que reflexionen, porque lo que hacen es un gran daño a Nicaragua", expresó Lidia Collado.

Rotonda1

A la vez, señaló que confían en que el Comandante Daniel va a salir adelante junto al pueblo nicaragüense, "el pueblo cristiano estamos convencidos que Dios ayuda a las personas que andamos en función de la paz, trabajar y una mejoría para toda Nicaragua", aseveró.

"Nosotros confiamos en Dios porque solo Él tiene respuesta y lo que el hombre no puede, Él si lo logra. La paz no se puede lograr con odio, destrucción y resentimiento, se gana haciendo la voluntad de Dios y esperando la respuesta de Él", indicó José Carrillo.

"Y como está actuando nuestro Comandante, creemos que Dios está con él", agregó. Y Dios ha hablado al pueblo nicaragüense y ha prometido grandes cosas, "Dios es un Dios de palabra y las palabras proféticas se cumplen, porque Nicaragua dio un giro tan grande para cambio, para los más necesitados. Por eso nosotros tenemos fe que Dios tiene una sorpresa para Nicaragua que es de esperanza, por eso estamos confiando e invitamos a los que creemos en sus palabras que hay una respuesta, una salida a este problema", añadió.

Rotonda1

Rotonda1

Rotonda1