El amor de madre es un amor incondicional, así se expresó en canciones y poemas que declamaron privadas de libertad en la celebración del Día de las Madres que realizó el Establecimiento Penitenciario Integral de Mujeres.

La actividad dedicada a las madres  inició con la oración al altísimo, seguido de diversos actos culturales, cantos, bailes y declamación de poemas que concluyó con un delicioso pastel y un riquísimo almuerzo.

La Directora General, alcaide Yaneth Pérez, expresó que “celebramos el Día de la Madre nicaragüense con la participación de 150 privadas de libertad, para que ellas se sientan alegres, contentas y disfruten un momento ameno”.

La privada de libertad Ivania Jarquín Valle se mostró emocionada y gozosa  al celebrar el Día de las Madres junto a uno de sus hijos.

Mis hijos han sido mi apoyo todo este tiempo. Tengo 2 hijos y desde joven mi madre me enseñó la cultura y yo se la heredé a ellos, es por eso que hoy estoy contenta de celebrar mi día con ellos”.

Apuntó que el EPIM siempre celebran el Día de las Madres y otras actividades, que sirven de recreación para las privadas de libertad.

Su hijo Jason Rocha, de 15 años, se sintió feliz de pasar este día con su madre, su pilar para seguir avanzando.

Las autoridades y todo el personal nos tratan muy bien y siempre están pendientes de nosotras y me siento feliz y contenta porque nos han restituido nuestros derechos”, dijo doña Rubí Siles.

Hay que destacar que los números  culturales son interpretados por las privadas de libertad.