Hoy martes a las 9:40 la mañana, en el tranque situado al norte de la ciudad de Estelí. la ambulancia del Hospital Primario de San Juan de Limay fue atacada con piedras, a pesar que se les mostró que traían al menor Ricardo Antonio Valdivia Acuña, de 3 años, procedente del barrio Rodolfo Herrera con diagnóstico de crisis convulsiva que no responde a tratamiento de más de 4 horas de evolución, en condición grave.

El menor viajaba en compañía de su madre Mariam Acuña Vindel y acompañado con la enfermera Imelda Flores y chofer Hamel Lazo.

Afortunadamente, durante el ataque de los grupos vandálicos de la derecha a la ambulancia  no hubo lesionados, solamente el vehículo fue impactado en la parte trasera y resultó con abolladuras.

La ciudadanía esteliana ha rechazado estos tranques y exigen que sean desmantelados inmediatamente para restablecer la normalidad en el país.