Don Orestes Fernando Pérez, padre del joven Keller Pérez, quien fue encontrado muerto en el sector de la cuesta El Plomo, pidió a los grupos de la derecha a no seguir manipulando el dolor que como familia tienen por su hijo, que fue aparentemente asesinado por delincuentes que tienen tomada la universidad UPOLI.

Completamente abatido por la muerte de su muchacho, desmintió las versiones que el cuerpo de su hijo presentaba signos de tortura, a como han asegurado medios de comunicación que están aliados con los grupos de derecha que promueven el terror, la violencia y el odio en las familias.

En ningún momento mi hijo tenía signos de tortura, ni estaban quebradas sus piernas, ni sus manos, él estaba entero y también tenía toda su dentadura, porque en las redes sociales dicen que él no tenía dentadura, eso es falso, estaba completo”, señaló don Orestes.

Confirmó que el cuerpo estaba con quemaduras y aparentemente sus asesinos querían incinerarlo, para que no pudiese ser reconocido.

Estaba en la UPOLI

El estaba completo porque yo personalmente lo vestí en la morgue de Medicina Legal, tuve que ponerle una camisa mía que yo andaba puesta y el médico de medicina legal me regalo un pantalón, con eso fue enterrado. Yo desmiento todo lo que dicen en redes sociales, desmiento a las personas que andan diciendo que fue la policía la que lo mató”, dijo.

Reconoció que su hijo se encontraba en las instalaciones de la UPOLI junto con los supuestos estudiantes que tienen tomada la universidad y que después no sabían nada del muchacho hasta encontrarlo muerto.

Lo último que sabíamos es que mi hijo estaba en la UPOLI, de ahí solamente cuando encontraron el cadáver y uno de mis hijos me llamo que lo habían matado. Exigimos que no sigan utilizando su foto en las redes sociales, que respeten la muerte de mi hijo porque su mamá está destruida”, dijo don Orestes.

Keller era estudiante de la UNA donde cursaba la carrera de Administración Agropecuaria y se encontraba en la UPOLI junto con delincuentes que han sido contratados por grupos de derecha.