Doña Inés del Socorro Espinoza ya tienen preparada sus mejores piñatas y listos sus mejores juguetes ya que, como protagonista, ella será una de las participantes en la Feria de las piñatas y juguetes tradicionales para la niñez.

El evento se desarrollará los días sábado y domingo próximos en el Parque Nacional de Ferias en saludo al día del niño, organizada por el MEFCCA.

A sus 62 años de edad, ya jubilada, Doña Inés lleva varios años potenciando el emprendedurismo con apoyo del MEFCCA.

Su negocio familiar se denomina Creaciones, detalles y cereales integrales “Mayerlis” y ofrece además al público cereales de todo tipo y juguetes tradicionales infantiles.

Las piñatas y juguetes y otros artículos para niños estarán a precios bien accesibles al público porque son elaborados manualmente con materiales reciclables.

“Mi emprendimiento lleva 6 años, nací de las manos del Ministerio de Economía Familiar en el Parque Nacional de Ferias con tres cereales y hasta la fecha elaboro 25 productos”, dijo la protagonista.

Sábados y domingos oferta sus productos (cereales de varios tipos, entre ellos un especial para niños) en el Parque Nacional de Ferias. Días de semana la pueden ubicar en su hogar en el barrio Camilo

Ortega, de la terminal de buses de la ruta 105 tres cuadras abajo, casa esquinera.

Mefca1

También elabora platos típicos

Doña Inés también cuenta con otro espacio en el tiangue Hugo Chávez en la enigmática avenida de Bolivar a Chávez dondeoferta comidas servidas que incluyen quesadillas con refrescos típicos naturales como el pozol, semilla de jícaro y tiste.

Incluye en el menú sopa de gallina con albóndigas “todo gracias a Dios y con el apoyo del Ministerio de Economía Familiar el que nos ha guiado y nos ha llevado de la mano, tanto con capacitaciones y con la oportunidad que nos brindan a las mujeres”.

Explicó doña Inés que se siente bendecida porque ella se inició en el emprendedurismo con un andarivel después que sufrió un accidente.

Mientras se recuperaba su salud inició el emprendedurismo elaborando piñatas, el MEFCCA y el Banco Central de Nicaragua fueron sus primeros compradores de piñatas.

Los resultados del inicio de su emprendimiento la llevaron a pensar sobre la necesidad de hacer algo que fuera permanente “porque lo de las piñatas es por temporadas y fue por eso que pensé en los cereales y así he ido creciendo”.

A estas alturas doña Inés cuenta con las marcas de sus productos debidamente registrados, su licencia sanitaria, es proveedora del Estado, “pagamos nuestra cuota fija que estamos registrados en la DGI”, dijo la protagonista.

Finalmente, la protagonista instó a todas las mujeres a no “quedarse en sus casas con sus ideas porque los proyectos grandes nacen de pequeñas ideas”.

Mefca1

Mefca1

Mefca1

Mefca1