La Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo, expresó su solidaridad con los hermanos de La Nueva Radio Ya, quemada este mediodía, en lo que calificó como un “ataque de odio”.

“En primer lugar nuestra solidaridad fraternal a todos los hermanos y hermanas de la Nueva Radio Ya, que sufrieron hoy un ataque de odio. Ese odio que tanto nos había costado erradicar de nuestra Nicaragua, lo veníamos erradicando exitosamente de la mano de Dios”, dijo Rosario.

“Ese odio que vuelve a llenar algunos corazones que no viven la compasión, que no viven el sufrimiento del pueblo, que no viven, el sufrimiento y el sentimiento de pérdida de tantas madres nicaragüenses que en esta semana de las Madres nos unimos en dolor, en duelo, en aflicción; pero también nos unimos clamando por la Paz, por la No Violencia, por el retorno a la tranquilidad y la vida; por el retorno a la confianza y a la esperanza en nuestros valores de familia, nuestros valores cristianos, el amor al prójimo que debe volver a prevalecer en nuestra Nicaragua”, sentenció.

Rosario añadió que esos “actos de odio, actos insensatos, actos que no pueden o no tienen nada que ver con el corazón cristiano y solidario de esta Nicaragua, porque nosotros somos un pueblo cálido; todo mundo nos reconoce como un pueblo lleno de cariño, de repente nos quieren trasladar a otras culturas, donde prevalece el individualismo y sobre todo, esas culturas, donde el odio ha costado tantas vidas, nosotros rechazamos el odio, desde el fondo de nuestros corazones de madres, y de familias nicaragüenses”..

Señaló que “rechazamos esa cultura de odio que nos hace tanto daño y propiciamos, nos convocamos al amor al prójimo, al amor entre hermanos, al diálogo, al encuentro, a la reconciliación, a procurar a través de la conversación,  a través de la comunicación, soluciones a los problemas que tiene o que tengamos en Nicaragua”, resaltó.

La Compañera Vicepresidenta abogó por “comunicación, diálogo, entendimiento, respeto, cariño, porque todos somos hijos de Dios y todos somos familias nicaragüenses”, destacó.

Cuánto sufren las Madres nicaragüenses

“Cuánto sufren las Madres nicaragüenses, cuánto dolor, cuanto luto en nuestra Nicaragua, cuánta tristeza como decía ayer su Eminencia el Cardenal Brenes”, indicó Rosario.

“Todos estamos tristes, nadie puede decir que estemos contentos, algunos de nosotros. nicaragüenses, todos nos sentimos tristes, hay mucha indignación, y mucha condena, condena al odio, a esos sentimientos que no se pueden entender, porque nos toca trabajar como hermanos para que brille hermosa la Paz, siga brillando hermosa la Paz”, dijo.

Añadió que a todos los nicaragüenses nos toca trabajar “para construir esta Nicaragua que todos queremos, Nicaragua de sueños, Nicaragua, la Nicaragua que soñaron los Héroes y los Mártires”, expresó.

Nadie quiere el pasado, todos queremos presente y futuro mejor

“En estos días tristes que nos corresponde con mucha paciencia, con mucha serenidad, con mucha sabiduría, trabajar para que reverdezcan los buenos sentimientos, el buen corazón, la buena esperanza y la paz, en esta Nicaragua, todos vivimos, todos habitamos, es nuestra casa y aquí es donde tenemos que encontrar la solución más allá del odio, nadie quiere el pasado, todos queremos presente y futuro mejor”, enfatizó la Compañera Vicepresidenta.

Recalcó que queremos un presente y un futuro mejor “en una cultura de paz, de convivencia, de escucharnos, saber escucharnos con respeto, y sobre todo, saber trascender el egoísmo y pensar en el país, pensar en el pueblo, pensar en los que más sufren, los que no pueden trabajar, porque no pueden trasladarse de un lugar a otro, pensar en los que más sufren porque son víctimas de esa violencia insensata y desatada sobre el país”.

“Mucha gente no puede entenderlo, aquí tengo cartas que me escriben familias de Héroes y Mártires, por ejemplo dice: “Mi madrecita es madre de dos caídos y sufre sobremanera por esta situación que no entiende, pero siempre está aferrada orándole a Jehová para que las cosas vayan marchando”, que las mentiras sean anuladas con la verdad y la justicia, citó Rosario.

“Nuestras Madres de Héroes y Mártires sufren mucho con esta amenaza constante de volver a la guerra, ya que nosotros tenemos, todos, negros recuerdos de los años de guerra”, advirtió.

“Imagínense, ¿Vamos a seguir propiciando esa guerra, ese caos, ese dolor, ese sufrimiento, a las familias nicaragüenses? ¿Vamos a seguir propiciando y favoreciendo ataques a medios de comunicación que le sirven al pueblo, que le dan alegría al pueblo; que tienen como tarea divulgar la música popular, la música también los artistas nicaragüenses, además de las noticias, noticieros”, resaltó Rosario.

“¿Vamos a seguir promoviendo ataques en todas partes?. A escuelas para que no abran, para que no haya clases, a casas de familias; ataques, asaltos, cómo se ha llenado el país de inseguridad, de la que somos víctimas todos; la inseguridad no es selectiva, la delincuencia no es selectiva, va contra aquel que siente que tienen algo que le pueden arrebatar”, añadió.

Reiteró que “la inseguridad es terrible, nosotros no teníamos esa enfermedad, ese padecimiento, en este país”.

“Tenemos un país muy seguro, bastante seguro, con control de la actividad delictiva, la inseguridad, la inseguridad está hoy en todas partes. Vamos a seguir propiciándola, vamos a seguir propiciando todo el dolor que causamos con el odio a las familias de Nicaragua?”, se preguntó.

Aconsejó trabajar por la Reconciliación, el encuentro, la paz, “hablemos de familia a familia, hablemos con la familia”.

Familias viven el sufrimiento

Recalcó que la Familia es donde se vive el sufrimiento y se vive la esperanza,. “En la familia nos reunimos con amor y sabemos, como decía ayer su Eminencia, en los hogares nicaragüenses, en las puertas mucho se ve el letrero “Dios es Amor” y sabemos que Dios es Amor y queremos vivir ese Amor de Dios entre todos, con todos. Vivir el bien de todos”, dijo.

“De verdad, nos sentimos adoloridos pero también confiemos en la palabra de Dios, confiemos en la protección del Amor de Dios, ese amor cercano, ese amor que podemos tocar todos los días cuando le imploramos justicia, el retorno a la paz y sobre todo, le imploramos que desde la más humilde comarca, desde el barrio, la comunidad, vayamos trabajando todos por la Paz y la Reconciliación, para rechazar todo lo que nos niega, todo lo que nos hace mal”, añadió.

El odio no puede volver

“El odio no puede volver a separarnos, el pasado no puede volver, tenemos que ir adelante, hemos aprendido tanto, sabemos, que lo que nos une es el deseo, la aspiración de paz, de justicia y la esperanza de ir adelante con trabajo, con estabilidad, y con la certeza de que esforzándonos y trabajando juntos podemos prosperar”, instó la Compañera Rosario.

Y aconsejó, como dijo el Cardenal Brenes, construir desde la familia “la Reconciliación, la capacidad de perdonarnos, la capacidad de convertirnos cada uno de nosotros en constructores de paz”.

“Decía ayer su Eminencia que nosotros no podemos dejar que en nuestros corazones irradie el odio, el rencor, tenemos que pedirle a Dios, por un lado la gracia de perdonar, y será difícil, sin embargo, mirando la Cruz, mirando al Crucificado, sin duda alguna, él nos va a conceder esa gracia. El amor de Dios que nos conceda la gracia de perdonar y que nos conceda la gracia de encontrarnos, precisamente, en su Amor y ver en el prójimo a Cristo, ver en el prójimo a Dios mismo y trabajar desde su amor para construir amor todos los días”, aconsejó a las familias nicaragüenses.

“De verdad nos sentimos hoy, dolidos pero también sentimos la confianza que debe renacer en nuestros corazones, cada día, para ir adelante, trabajando en todas las circunstancias”, concluyó.

Con el corazón abierto para escuchar el clamor de Paz

Rosario abogó por que “Dios nos ayude a todos a tener el Corazón abierto para escuchar el Clamor de Paz que nace de todas las Familias, de todos los hogares. Nadie quiere que sigamos confrontándonos ! [email protected] queremos Paz, para, desde la Paz, trabajar todos los Temas indispensables para el Futuro de Nicaragua, y para este Presente también”.

“Que los Corazones escuchen, sientan, vivan el Amor de Dios que és el Amor al Prójimo, y que vayamos Adelante en esta Nicaragua de [email protected], en Unidad ! Forjar nuevamente la Unidad, fortalecer nuevamente la Unidad, y dejar de perder... Ganar, ganar la Patria para [email protected] Ganar la Paz para [email protected] Ganar la Estabilidad para [email protected] Ganar la Seguridad para [email protected]!”, dijo.

“Ganar, ganar...! Y sobre todo, Vivir el Amor de Dios en nuestros Corazones, en nuestros Hogares, en nuestras Familias, vivirlo cada día, y desde ese Amor a Dios, y en el Amor de Dios, caminar hacia la Nicaragua que [email protected] necesitamos tener”, señaló.

“El Abrazo de nuestro Presidente, el Comandante Daniel, para [email protected], y para cada [email protected] Y nuevamente el Abrazo a [email protected] Compañ[email protected] de Radio Ya, que con tanta valentía estuvieron ahí transmitiendo como buenos Periodistas, reportándole a las Familias lo que estaba sucediendo, y pidiendo en todo momento, que el odio no prevalezca, y que gane el Amor!”, dijo Rosario.