Los maestros y maestras afiliados a la Federación Departamental de Trabajadores de la Educación (ANDEN-Managua) rechazan los actos de violencia e inestabilidad que han venido ocurriendo en Nicaragua, provocando derramamiento de sangre.

Ilda Brenes, de ANDEN-Managua, a través de la lectura de un comunicado expuso que rechazan que se continúe impidiendo la libre movilización de las familias nicaragüenses.

Los maestros de Managua reiteraron las palabras del Cardenal Leopoldo Brenes de no llenarse de odio y rencor el corazón.

“Condenan la existencia de estos tranques, por los cuales los mercados y los distintos centros de abastecimientos de las familias nicaragüenses se encuentran sin los productos necesarios para su alimentación, y los precios de los pocos productos existentes están desestabilizando la economía familiar”, apuntó Ilda.

Repudian la muerte del maestro de Matagalpa

En el comunicado manifestaron su repudio ante la muerte del maestro de Matagalpa, José Alfredo Urroz Jirón.

“Depongan sus actitudes de odio y hagan eco del llamado al diálogo”, siguió pronunciando la docente.

“Nos indigna que producto de los tranques millones de niños y niñas que asisten a las escuelas a nivel nacional no están siendo beneficiados con la merienda que el Ministerio de Educación les debía de enviar”.

Asimismo, la maestra, Náncira Guerrero, detalló que a consecuencias de los tranques y actos vandálicos 4,932 centros escolares están siendo afectados.

“Tenemos un 656 niños a nivel nacional por culpa de estos tranques no han tenido la merienda escolar”.

Indiana López, pidió justicia por la quema de la casa Andén el 12 de mayo.

“Ahí había una biblioteca donde llegaban a estudiar niños y adultos. Pedimos justicia por los maestros que estamos siendo amenazados en Managua, Chontales, Nueva Guinea y en otras partes del país”.

Finalmente, la docente Virginia Salazar pidió que se reanuden las clases y que vuelva la normalidad para que el país marche para adelante.

anden

anden