Familiares del Alejandro Tomás Hernández, de 17 años, asesinado  por delincuentes en Ciudad Belén, piden a medios de comunicación y grupos inescrupulosos que no manipulen su muerte.

Su tía  dijo que la muerte de su sobrino no puede quedar impune y pidió justicia; pero también  hizo un llamado a medios de comunicación a que no usen su memoria para decir que  era un estudiante.

Aseguró que hay  medios que andan manipulando su muerte. “Yo viví y mire como mataron a mi sobrino, y yo  se que quienes lo mataron son delincuentes, así que espero que no se atrevan a poner en pancartas como un estudiante”.

Su esposa, aseguró que Alejandro  trabajaba y era una persona responsable, por lo que  pidió justicia. “Ya quiero que regrese  la paz, es lo único que queremos. Mi hijo sufre al verlo en el ataúd, quiero justicia, es lo único que pido”, sostuvo.