Familias capitalinas se han manifestado este viernes a favor de la agenda del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que aboga por la paz, el levantamiento de los tranques y el derecho al trabajo.

Las familias han indicado que solo el diálogo es el camino para asegurar la estabilidad, la justicia, el fortalecimiento democrático y la paz en Nicaragua.

Por favor no queremos más tranques, y estamos haciendo un llamado a la paz. Queremos paz, no queremos guerra. Nosotros ya vivimos una guerra, y sabemos que eso es terrible, es horrible. Tenemos niños y no queremos que vivan ese calvario”, expresó la pobladora de Batahola Norte, Mirna Zepeda.

En este sentido explicó que la mayor parte de su familia vive en el Norte del país y no han podido venir a trabajar a Managua precisamente porque los tranques les han obstaculizado el paso.

Ellos no se han podido integrar a sus trabajos, porque están atrapados por los tranques que hay. Nosotros somos trabajadores, si no trabajamos no comemos. A estos estudiantes y vándalos no les interesa si se estanca la economía del país”, refirió.

Las familias manifestaron que la mejor solución a esta situación que vive el país se debe dar por la vía de la justicia, la democracia y con respeto a la Constitución y las Leyes.

El pueblo solo quiere trabajar, y trabajar en paz. Como nicaragüenses solo queremos la paz. Como pueblo estamos siendo afectados porque el maíz lo estamos comprando más caro. El maíz, la crema, las cuajadas, todo lo estamos comprando más caro por esos tranques”, dijo Carolina Medina.

Esta pobladora, quien ha trabajado por más de quince años en la venta de tortillas, aseguró que nunca se había visto tan perjudicada como ahora, producto de estos tranques.

Nosotros de esto vivimos para sacar adelante a los chavalos. Que busquen qué hacer esos estudiantes, que vayan a estudiar y que ya dejen estas cosas. Nos están perjudicando mucho, y por eso hay que buscar la vía del diálogo”, reiteró la capitalina.

Para la pobladora María Rojas Contreras, los tranques perjudican más al pueblo, a las familias humildes que no tienen qué comer, debido al caos, la violencia y una manifestación de odio de parte de estos grupos vandálicos de la derecha golpista.  

El Presidente Daniel Ortega es el único que nos ha apoyado como pueblo. Desde que yo abrí mis ojos, crecimos con la pata del yanqui en el pescuezo. Porque aquí siempre los norteamericanos han tenido pretensiones de mandar”, explicó.

Rojas Contreras reiteró que el pueblo lo único que clama es por trabajar y circular libremente y que Nicaragua siga desarrollándose, siga por sendas de paz y prosperidad como venía transitando en los últimos once años.