La responsable de la Secretaría de la Mujer de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), “José Benito Escobar”, Andrea Morales, expresó que con los tranques ubicados en diferentes puntos del país, se están violentandon los derechos de las mujeres a la movilidad y al trabajo.

“Estamos preocupadas por nuestras hermanas trabajadoras, es por eso que exigimos que nos permitan la libre movilidad y que dejen de amenazar y cobrar para pasar un tranque”, manifestó.

Recordó que el derecho al trabajo, es un derecho constitucional y “debemos recordar que hay grupos que lo que están pidiendo o exigiendo, choca con la carta magna”.

Aseguró que para las mujeres, es importante tener estabilidad en el país.

“Con los tranques se violentan sus derechos, cuando no se les permite llegar a sus trabajos, para ganarse el pan de cada día y poder llevar el sustento a su familia”, expuso.

Comentó que los trabajadores han sufrido de parte de la empresa privada amenazas de despido.

“Un trabajador despedido afecta a una familia, porque muchas veces ese salario mantiene el hogar”, enfatizó Morales.

La responsable de la secretaría de la mujer, dijo que con esta situación las mujeres viven en un nivel de estrés.

“Es importante que las mujeres tengan la seguridad de llegar a sus trabajos y que va a regresar a su casa a ver a sus hijos y si no existe esa seguridad, las afecta psicológicamente”, sostuvo.

Al referirse a la Mesa de Diálogo Nacional, señaló que el único que debe ganar es Nicaragua.

“El único que debe ganar son las familias nicaragüenses que necesitan trabajar y tener la comida en los mercados para el sustento de las familias”, dijo.

Recordó que con esta situación que atraviesa Nicaragua, el país queda mal, “y el país somos los nicaragüenses, por eso debemos de poner nuestros mejores esfuerzos, en función de tener la paz”.