En un recorrido por diferentes puntos de la capital, los pobladores coincidieron que los tranques, impuestos por grupos que no aman al país, violentan sus derechos a la libre circulación, afectando a todas las familias.

En una de las paradas de Plaza Inter, don Francisco Vallecillo, expresó que “con estos tranques vamos a tener desabastecimiento de productos, la gente que viene de otros departamentos, no puede llegar a los hospitales de referencia nacional, y la carga internacional y los diferentes sectores productivos no puede avanzar”.

Valoró que la empresa privada ha optado una posición de fuerza, y en el diálogo en vez de abonar para construir y sacar adelante a Nicaragua, lo que hacen es acusarse, y defender sus propios intereses y es el pobre el que está perdiendo su empleo; zonas francas y empresas de turismo cerrando, y eso perjudica la economía”.

Manifestó que es la misma población la que debe levantar los tranques.

“Es mejor que la misma población quite los tranques, porque si sale un policía dicen que los están atacando; así que es mejor que la población se levante, porque a mí como ciudadano nadie me va a venir a violentar mis derechos a la libre circulación”, dijo.

Un llamado a la paz

Pobladores, universitarios, comerciantes, trabajadores por cuenta propia y transportista, coincidieron que quieren seguir trabajando en paz, tranquilidad y bienestar a como lo han venido haciendo en los últimos años con el Buen Gobierno Sandinista.

Don Marcos López dijo que como ciudadano, su llamado es a la paz y que esos tranques no sigan, “porque todos sabemos que el punto era el INSS y buscar los culpables de las muertes, pero esto se salió de control y lo que miro es que quieren venir a mandar a la fuerza”.

¡Sector empresarial solo vela por sus intereses!

Jairo Fonseca le hizo un llamado al sector empresarial “que recuerde que todos merecemos caminar en las calles libremente, ya que ellos bien tranquilos andan velando por sus intereses”.

“Todos los nicaragüenses tenemos derecho a trabajar y ser libres. Estos tranques afectan la economía, porque no hay pase libre para el que quiere trabajar, entonces merecemos y queremos que mejore esta situación”, sostuvo.

El joven y comerciante Manuel Guardado dijo que es doloroso ver la situación que atraviesa el país.

“Estamos llevando a Nicaragua a un retroceso fatal con destrucción, cuando el país había avanzado grandemente. Yo trabajo en el mercado Oriental y muchos jóvenes han quedado desempleados, porque no está entrando mercadería”, expresó.

“Le hago un llamado a los que dicen ser universitarios, empresa privada y sociedad civil, que por favor se pongan la mano en la conciencia y que tomen una iniciativa de mediación y no de confrontación”.

Guardado dijo que hay grupos que quieren que Nicaragua caiga en una miseria total “y recordemos que este país se ha levantado en crecimiento económico en los últimos años”.

¡Tenemos que vender para comer!

Doña Juan María vende chocolates y caramelos en la parada de Plaza Inter y afirmó que ellos han sido los más perjudicados, ya que si no venden, no ganan.

“Yo vendo chocolates, caramelos, galletas y las ventas se han bajado, porque vengo solo por la mañana a vender y he perdido”, aseguró.

Recordó que la libre circulación es de todos y todas las nicaragüenses, “dejen circular a la gente en paz, para que venga el alimento, porque todo está subiendo; nosotros bien estábamos tranquilos y de pronto se dio esto”.

“Yo vendo gaseosa, quesillo y las ventas están bajas. Lo que queremos es que ya no siga esto y tener paz, seguir trabajando a como antes que veníamos a trabajar tranquilos y ahora venimos con miedo”, dijo doña Juana Bermúdez.

“Antes vendíamos debajo de un árbol de chilamate y ahora estamos debajo de esta parada trabajando y también este gobierno al que le sacan las garras a mí me dio casa digna”.

Mensaje de un universitario

El universitario Adolfo Avilés, recordó que lo que el pueblo quiere es trabajar en paz a como se ha venido trabajando con bienestar y tranquilidad con este gobierno.

Avilés aprovechó para enviarle un mensaje a Lesther Alemán, a quién le dijo que “su falta de respeto y educación, muestra que es incompetente para estar en el diálogo y que a mí no me representa”.

“Yo le digo a Lesther que deje de ser manipulado para atacar al gobierno, porque él y su grupo está tranquilo comiendo y durmiendo en hoteles y el pueblo es el que sufre”, finalizó.