El Ministerio de Salud (MINSA), a través del Hospital Manolo Morales, realizó una jornada quirúrgica donde se atendieron a pacientes con problemas de hernia y vesícula, mismos que fueron intervenidos de manera oportuna, garantizándoles una mejor calidad de vida.

El doctor Ariel Herrera, Jefe de Cirugía del Manolo Morales, refirió que una intervención de este tipo garantiza la prevención de situaciones clínicas más complicadas que pueden desencadenar en la muerte.

“Con esta iniciativa estamos disminuyendo las listas de espera en el área de cirugía general y laparoscopía, en la cual pretendemos atender a unos 60 pacientes, reafirmando de esta manera la gratuidad en nuestros servicios. Las cirugías evitan que las hernias puedan estrangularse y en el caso de la vesícula se previene una pancreatitis biliar, casos de gran complicación”, destacó.

En centros quirúrgicos privados, el consto de una cirugía de este tipo ronda entre los mil dólares, sin embargo, en la unidad de salud pública, el paciente no incurre en gastos, ya que la gratuidad en el servicio garantiza la hospitalización, cirugía, recuperación y el tratamiento post quirúrgico.

“Una vez que se retira la vesícula al paciente a través de la vía laparoscópica o se retira la hernia, se disminuyen las complicaciones y el paciente puede integrarse a sus labores cotidianas con una mejor calidad de vida”, subrayó.

Entre los síntomas generados por problemas de vesícula están cólicos, náuseas, fiebres y en caso de los pacientes con hernia pueden presentar dolores inguinales o a nivel abdominal en caso de encontrarse la hernia en el área umbilical.