En invierno la proliferación de los zancudos es una de las amenazas a la salud de las familias nicaragüenses, razón por la cual el Ministerio de Salud (MINSA) impulsa de manera permanente las jornadas antiepidemicas en los diferentes barrios capitalinos.

En esta ocasión, un grupo de compañeros de la fumigación visitó el barrio Santa Ana del Distrito III con el objetivo de fumigar unas 600 viviendas para eliminar el zancudos adulto y así evitar que la población se pueda enfermar del dengue, zika y chikungunya.

La doctora Zoyla Canales, directora del Centro de Salud de Altagracia, dijo que los fumigadores anduvieron casa a casa eliminando los zancudos, "porque esa es la estrategia con la fumigación, de eliminar el zancudo de buses".

El Centro de Salud de Altagracia cubre 19 barrios y en todos se hace jornadas de fumigación mes a mes. Igualmente se realiza la avatizacion para eliminar las larvas del mosquito.

La doctora Canales señaló que en invierno se tienen que poner las pilas porque ya hay criaderos, sobre todo en los patios donde haya recipientes que recogen agua limpia que es donde se reproducen.

Asimismo, indicó que con las enfermedades respiratorias que se generan en invierno, el llamado a las familias es que al primer síntoma, principalmente en niños y adultos mayores, se debe acudir al centro de salud.