Un grupo de jóvenes que la tarde de este míercoles se manifestaron violentamente contra las familias de León, fueron retenidos por la població y luego entregados sanos y salvos a los líderes religiosos del municipio.

Los jóvenes fueron recibidos por Monseñor Silvio Rueda y otros sacerdotes.

Estos jóvenes formaron parte de los que realizaban tranques y posteriormente agredieron violentamente a las familias y sandinistas que se oponían a los tranques en la salida León-Managua, donde resultaron varios heridos de gravedad.

"La vez pasada ustedes hicieron sus caminatas y se les ha respetado, está vez nos correspondió y lamentablemente nos negaron ese derecho a libre expresión", explicó el secretario polítido del FSLN en León Everz Delgadillo.

En ese sentido, Monseñor Rueda indicó que va muy satisfecho con la entrega de los jóvenes y que el pueblo nicaragüense quiere la paz.

leon

leon

leon

leon

leon