La iniciativa tomada por el pastor Rafael Thompson se desarrolló en la Iglesia Cuadrangular, en el culto participaron en su mayoría nicaragüenses radicados en ese país, quienes elevaron oraciones por la paz en Nicaragua.