El poblador de la Colonia Primero de Mayo, Samuel Palacios, quien padece de trastorno cerebrovascular, irrumpió en llantos la mañana de este lunes, ante el nerviosismo y zozobra que le han causado grupos vandálicos de la derecha golpista.

Palacios padece de una enfermedad cerebrovascular (EVC), y ha sido obstaculizado por estos vándalos para movilizarse libremente a las clínicas médicas y hospital público donde es atendido por especialistas.  

Producto de esta situación que hemos vivido por estos vándalos, no hemos podido asistir a las Clínicas Médicas. No he podido ir al hospital, porque ellos secuestran los buses y se suben a robar”, expresó llorando.

No ha podido asistir a sus citas médicas 

Al ser entrevistado, Samuel Palacios narró el asedio y represión a la que ha sido sometido por estos estudiantes y pandilleros que operan desde la Universidad Politécnica (Upoli), instaurando caos y violencia, en su intentona golpista.  

Yo sí estoy reprimido por estos estudiantes, estos vándalos de la Upoli. La población en general se siente oprimida por estos vándalos. Ellos se hacen llamar universitarios, pero un universitario no va a andar haciendo esto, generando violencia”, manifestó.

Explicó que por su condición de salud, el Gobierno le ha apoyado con la atención especializada de un Fisiatra, pero no ha podido asistir a sus citas médicas precisamente por la violencia que estos vándalos generan en la Colonia Primero de Mayo.

Gozo de medicamento gratis, que también en una clínica privada es muy caro. Y como no trabajo, sería un golpe grande para mi bolsillo. Y a estos estudiantes no les importa, porque son gente adinerada”, detalló.

Vándalos le ofrecieron dinero para matar 

El señor Samuel, indicó que hace unas noches, un dirigente que manipula a estos vándalos, llegó hasta su casa para ofrecerle mil dólares y le puso a disposición un subfusil Uzi, para que atacara a la Policía.

Vino esta persona y me propuso que fuera a hacer tiros de ráfaga contra los policías. Yo he perdido movilidad en mi brazo derecho y mi pierna izquierda producto de mi enfermedad, pero no puedo perder la razón. La educación que me han dado mis padres, es lo más valioso”, dijo rompiendo en llanto.

Explicó que al hacerle este ofrecimiento, los vándalos de la derecha lo único que quieren es involucrar al Presidente Daniel, sin embargo, aseguró que es una persona con principios y valores.  

Yo tengo la educación de mis padres, para ganarme el pan de cada día. Y no haré daño a nadie. Como dice Dios, el que trabaja tiene el derecho a comerse el pan de cada día”, expresó.

Instó a estos grupos de personas a no dejarse manipular por estos vándalos, y principalmente por aquellos estudiantes que “mientras ellos están dándose los grandes lujos en un hotel capitalino, otra gente anda en las calles cumpliendo sus caprichos”.