Hasta este municipio se trasladaron los funcionarios del Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR), para hacer entrega oficial a los nuevos propietarios de estas casas, las que fueron construidas por un fondo aportado por CEPRODEL, quien recibió financiamiento de organismos holandeses.

La compañera Judith Silva, directora ejecutiva del INVUR, manifestó que en Río San Juan, unas 140 familias están protagonizando el programa Casas para el Pueblo, lo que significa la restitución de derechos que los pobladores han venido recibiendo de parte del Gobierno Sandinista.

En lo que va del año 2012, alrededor de 69 familias han recibido sus viviendas, las cuales se construyen bajo el concepto de “viviendas de interés social”, lo que garantiza que la empresa privada, el gobierno y las municipalidades sumen esfuerzos, para brindar las oportunidades a los pobladores a acceder a una casa.

Estas familias propietarias recibieron de parte del Gobierno Sandinista, un subsidio de mil 500 dólares, que permitió disminuir el costo de las viviendas, valoradas arriba de los 12 mil dólares.

Al acto oficial de entrega, participaron el Alcalde de San Carlos, compañero Johnny Gutiérrez, el delegado del Poder Ciudadano, Marcos Gradiz, familias protagonistas, autoridades del INVUR y representantes de CEPRODEL.

Miguel González Solórzano, de CEPRODEL, manifestó que existe un compromiso de construir 100 viviendas de interés social en San Carlos, de las cuales ya están entregando las primeras 29 casas y en otros cuatro meses tienen contemplado otras 21.

Indicó que han establecidos alianzas con la municipalidad y con el INVUR, a fin de poder dar respuesta a la demanda de viviendas en el municipio de San Carlos. Cada vivienda tiene medidas de 46 metros cuadrados, piso cerámico, puertas de madera, dos habitaciones, seis ventanas. El terreno es de 200 metros cuadrados.

“Nosotros entramos en el compromiso que el gobierno ha establecido de hacer 15 mil viviendas al año. Nosotros tenemos previsto hacer mil viviendas en 12 municipios del país”, señaló

Familias contentas y con derechos restituidos

Algunas de las familias que se han convertido en propietarias de este programa de viviendas, trabajan en la construcción del puente Santa Fe, como el caso del ingeniero Roger Ruiz Castellón, esposo de la joven Gladys Martínez, quien recibió de la compañera Judith Silva las llaves de su nuevo hogar.

Martínez tiene un año de casada con Roger, tiempo en que han estado conviviendo en la casa de la madre de la jovencita, que muy entusiasmada, agradeció a todas las instituciones que hacen posible que las familias jóvenes puedan adquirir una “vivienda tan digna y muy bonita”.

“Estoy alegre porque vamos a tener lo de nosotros. Ahorita estamos viviendo en la casa de mi mamá, pero ya tenemos nuestra propia casa. Ahora en adelante a cuidar mi vivienda y estoy muy alegre porque también es un esfuerzo que realiza el comandante Daniel Ortega Saavedra. Esta es una casa muy bonita y muy digna para vivir”, dijo Martínez.

“Esto es algo muy significativo, relevante para todas las familias que vivíamos en casa de nuestros padres, o de nuestras suegras o alquilando y eso es una situación difícil. Ahora que vamos a adquirir estas viviendas, es cierto que vamos a estar comprometidos pagando, pero ya es para un bien que nos va a quedar a nosotros. Estas casas están bonitas, hay un ambiente agradable y estamos muy contentos”, citó Jacqueline Amador, nueva protagonista de Casas para el Pueblo.

Agregó “hay que hacer énfasis en el apoyo que hemos tenido de nuestro gobierno, porque nos van a dar un bono de mil 500 dólares, que es un subsidio para ayudar en la deuda que vamos adquirir, y que no es una deuda, es una inversión”.