Cada trece días el Ministerio de Salud repite el ciclo de fumigación casa a casa para evitar las epidemias causadas por los zancudos, ratas y cucarachas.

Este ciclo de fumigación es acompañado una vez al mes por la abatización de recipientes que contienen agua.

Managua ha sido bendecida con tres días seguidos de fuertes lluvias, sin embargo, estas lluvias si la población no limpia o elimina objetos que acumulan agua pueden generar enfermedades como dengue, zika o chikungunya.

"Cada hembra de zancudo busca pequeños recipientes de agua, canaletas y pone doscientos huevos y en siete días salen volando esa cantidad de zancudos, entonces le pedimos que permitan la entrada de los fumigadores y brigadistas para eliminar y neutralizar los criaderos", explicó el doctor Javier Alfaro, epidemiólogo del Centro de Salud Roger Ozorio.

"Los mismos pobladores deben revisar su casa como mínimo dos veces por semana para ubicar nichos de agua", apuntó.

El barrio 31 de diciembre tiene 690 viviendas. Las familias son conscientes que con la llegada del invierno deben ser más cuidadosas.

"Gracias a Dios nos estamos refrescando con las lluvias pero ahora debemos ser más cuidadosas porque se alborotan los zancudos porque hay gente que no limpia, no seca bien sus calles, pero si uno limpia nos evitamos las enfermedades", expresó la señora Claudia Murillo.

El centro de Salud Roger Ozorio cubre 46 barrios que son visitados periódicamente.