Pequeños comerciantes, entre ellos. los ferreteros del sector de la Arenera de Masaya, cerraron filas y se organizaron para proteger sus negocios y así no ser víctimas de los vándalos manipulados por la derecha.

Uno de esos comerciantes demandó la urgente necesidad de que se quiten todos los tranques que los vándalos han instalado en esa localidad.

Necesitamos que nos dejen trabajar porque nosotros tenemos deudas, queremos que se normalice esta situación y poder trabajar”, añadió el ferretero.

Aquí estamos hecho pastes todos, los que trabajamos por cuenta propia estamos hecho leña, llevamos más de una semana de estarnos desvelando (protegiendo sus negocios)  porque si se nos vienen a meter los vándalos quién nos va a responder”, dijo otra señora propietaria de un pequeño negocio.

Los afectados dijeron que ellos tienen que pagar créditos que han sacado en los bancos para poder montar y hacer funcionar sus pequeños negocios