Apostar al diálogo como una alternativa para solucionar las contradicciones, es un gran paso que debe dar cada nicaragüense que está convencido con la plática y el consenso son la clave para reinstalar la paz en el país.

Lo anterior es parte del análisis que realiza la doctora María Amanda Castellón Tiffer, titular de la Dirección de Resolución Alterna de Conflicto (DIRAC) del Poder Judicial de Nicaragua.

“Como nicaragüense debemos estar muy contentos porque se haya iniciado el diálogo y esa es la primer noticia que debe aparecer en la primera plana de todos los periódicos y se inició el diálogo porque esto es una manifestación clara que como sociedad nicaragüense queremos una convivencia pacífica, queremos la paz y queremos solucionar en consenso estos conflictos que estamos teniendo”, dijo Castellón Tiffer.

Con una gran experiencia en la solución de conflictos, la doctora Castellón Tiffer señaló que cada individuo y cada sociedad tienen conflictos por naturaleza, pero cuando estos trastocan la realidad particular o general, se deben buscar puntos de coincidencia para que la solución “sea para el bien común”.

“Esta primera sesión, está mediación es muy importante porque se ve que la sociedad nicaragüense se está escuchando, ya empezaron con la primera sesión, mañana será la segunda, entonces cada uno de nosotros debemos aportar a este diálogo desde lugares donde estemos, desde nuestros trabajos, desde los hogares, desde las aulas de clases, de donde estemos, pero sin violencia, aportando desde lo positivo, señaló Castellón.

Llamó a los participantes a actuar con madurez y exponer con total respeto cada uno de los planteamientos, sin imponer temas o condiciones.

magistrado-apelaciones

“Lo bueno es que logramos sentarnos a hacer lo que hay que hacer en todo conflicto; platicar, dialogar, cada quién tiene una visión de ver el problema, eso es correcto, cada quien tiene su posición, pero no es, me parece que no es a través de la violencia que se logra restablecer la tranquilidad y la paz, señaló por su parte el Magistrado Presidente del Tribunal de Apelaciones, Gerardo Rodríguez.

Indicó tener muchas esperanzas que el diálogo iniciado el miércoles, poco a poco vaya dejando un país con tranquilidad, con seguridad y paz. En el actual contexto de las “protestas pacíficas” hay una violación clara al derecho de movilización y circulación de las personas.

“Cuando le impides a alguien que vaya a trabajar, le estas impidiendo el derecho constitucional al trabajo, cuando ves a las personas en las calles y que no encuentran transporte, que vienen de los departamentos hacia Managua, le están negando el derecho al trabajo, eso (los tranques) que está ocurriendo en este momento, creo que la única forma y no hay otra para resolverlo, es el diálogo, la negociación para llegar a la paz”, comentó el magistrado.

Tanto Castellón, como el magistrado Rodríguez, coincidieron en subrayar la alta voluntad y madurez política del Presidente Daniel Ortega Saavedra y de la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, de presentarse a la primera sesión, escuchar y ser muy pacientes ante los planteamientos de los sectores que ahí hablaron.

Igual llamaron a los nicaragüenses a orar mucho pidiendo la intersección de Dios y la Santísima Virgen María, para que puedan dirigir este diálogo nacional y que concluya con total éxito por el bien del país.