Tras la fuerte lluvia caída la madrugada de este miércoles, el Ministerio de Salud realizó una intensa jornada de fumigación en distintos barrios de Managua, para evitar la proliferación del mosquito causante de enfermedades como dengue, zika y chikungunya.

En esta nueva visita los brigadistas además de fumigar las viviendas se dieron a la tarea de recordar a la población que durante el invierno siempre hay un repunte de enfermedades que pueden ser controlables si se mantiene la limpieza y se evita tener agua acumulada o estancada.

Recordemos que los zancudos ponen sus huevecillos en objetos que acumulan agua limpia desde una tapa de botella hasta barriles o pilas.

"Andamos trabajando el barrio Riguero norte por lo cual le decimos a la población que abran sus viviendas para eliminar al mosquito, por eso hay que eliminar los criaderos y los recipientes con agua", explicó Wilmer Jarquin, jefe de brigada.

Este trabajo de los fumigadores llamado plan barrido contempla también la abatización y concientización casa a casa los fines de semana.