La actual situación de violencia provocada por grupos de personas que intentan desestabilizar el país repercute en todos los nicaragüenses que ya no quieren más enfrentamientos y desean vivir y trabajar en paz.

Los comerciantes de los diferentes mercados capitalinos han sido afectado por las bajas ventas que han tenido y los momentos angustiante que han vivido por las amenazas de saqueo, por lo que el anuncio del inicio del diálogo este miércoles es un aliciente y tienen puesto su fe en ello.

En el mercado Roberto Huembes, la comerciante Cándida Rodríguez dijo que se han visto afectado bastante y han tenido que cerrar temprano por lo que el diálogo es lo mejor para llegar a un acuerdo.

"Esperamos en Dios que ya mañana se termine esta zozobra en que vivimos porque estamos siendo bastante afectados, porque le debemos a los bancos, al prestamista y no hay movimiento", indicó.

Asimismo, doña María Aguiluz dijo que quiere vivir en paz a como estaba viviendo y que se mejoren las ventas para poder pagarle a los bancos que no esperan.

"Y esperando que todo se solucione con el diálogo y nos perdonamos, todos somos nicaragüenses", señaló.

mercado