Miembros de la Mesa Técnica Nacional de Transporte se presentaron a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), para interponer la formal denuncia en contra de los grupos vandálicos que han ocasionado daños a las unidades de transporte interurbanos, que han sido retenidos en las carreteras y han sufrido cuantiosos daños.

Luis Jiménez, presidente de la Mesa Técnica, destacó que los daños al sector transporte son cuantiosos, pero ante la situación, lo que más les preocupa es la seguridad de sus compañeros de trabajo, así como la de los usuarios.

“Nosotros hemos acudido a las estaciones policiales en cada uno de los sitios donde nuestras unidades han sido detenidas, donde también hay unidades de transporte de carga y pasajeros, cisternas de combustible que son un peligro y la verdad sentimos temor porque están junto a nuestras unidades desde hace cuatro días. Lo único que pedimos es la garantía de los derechos humanos que se merecen nuestros trabajadores, así como la garantía de nuestros bienes, los que son meramente privados”, refirió.

Asímismo, Jiménez refirió que su demanda de seguridad también ha sido expuesta al Cardenal Leopoldo Brenes, a quien también instó a llamar al pueblo a la paz y al diálogo, mismo que será el garante del bienestar de los nicaragüenses.

“Queremos que intercedan por nosotros, se lo hemos pedido también al Cardenal Brenes, creemos que hay que deponer todas esas actitudes negativas y que nos permitan el paso en las carreteras y que podamos hacer uso de las calles como un derecho constitucional. Todos están en su derecho de manifestarse, pero no pasando por encima de nuestros derechos. Queremos que todos se sumen al diálogo y juntos vayamos por la paz, aun cuando algunos sectores no lo quieren, pero tenemos que evitar más muertes”, destacó.

En promedio, los transportistas reportan una pérdida económica de 250 mil dólares por día, EN servicio no prestado, tomando en cuenta que las cooperativas agremiadas en la Mesa Técnica de Transporte dan cobertura a los corredores norte y Caribe, movilizando a un promedio de 30 mil usuarios.

Ante tal situación, Donaldo Mejía, miembro de la Mesa Técnica, denunció que los daños continúan, lo cual perjudica en su totalidad a todos los usuarios.

“Este es un daño al país y a la ciudadanía, porque son ellos los que hacen uso de las unidades, nuestras terminales prácticamente están abiertas, con personas que quieren viajar, pero debido a los tranques no podemos sacar las unidades, por eso queremos la paz, para trabajar con tranquilidad. El llamado es a los que están en los tranques, a que no sigan destruyendo y que nos permitan seguir adelante”, subrayó.