La Dirección General de Bomberos (DGB) informó que el incendio, ocurrido la tarde de este jueves en el municipio de Wiwilí, Nueva Segovia, se originó por fricción entre dos barriles que contenían gasolina.

Explotaron 41 barriles, 23 metálicos que contenían gasolina y 18 de plástico con diésel, dice el reporte oficial emitido por la institución bomberil. Cada barril metálico era de 55 galones y los plásticos de 60 galones.

El Comandante de la DGB Ramón Landero dijo que el evento se produjo a las 3 de la tarde y fue combatido en 48 minutos por los Bombero Unificados de Wiwilí, Jinotega, los que solamente cruzaron el rio. El evento se produjo a la hora que se estaba trasegando el combustible de un recipiente a otro.

Bilwi1

“Gracias al comité municipal, a la población organizada, a los hermanos de la Policía Nacional y los Bomberos Unificados se logró controlar y se logró que no hubiera daños humanos ni viviendas afectadas”, dijo el Comandante Landeros.

El local donde se trasegaba el combustible estaba ubicado en el barrio Pedro Joaquín Chamorro, a 150 metros de la rivera del Rio Coco, donde funciona un expendio de combustible a granel.

El Comandante Mario Hernández, director de Prevención de Incendios de la DGB, explicó que el incendio fue producto de los vapores que emite la gasolina, los que provocaron la explosión cuando dos barriles metálicos pegaron y generaron una chispa.

“Como se está trasegando el combustible de un tanque metálico a otro pequeño y en el roce (de ambos metales) se produce la chispa. Eso fue el detonante para que se iniciara la combustión de la gasolina, como el resto de tanques estaban cerca se originó el incendio”, dijo el jefe bomberil.

Los Bomberos Unificados que combatieron el incendio utilizaron la técnica es el aislamiento del material que no se ha combustionado y cortar las vías de propagación hacia los locales que no se han combustionado.

Incendio1

 “Se produjo la chispa y ya no pude hacer nada”

El trasiego del combustible en Wiwilí lo hacía el compañero Juan Manuel Sánchez Guillén de 19 años trabajador del expendio de gasolina a granel, quien habló telefónicamente con el Comandante Landeros.

El joven dijo que estaba midiendo la cantidad de gasolina que estaba pasando a otro recipiente “pero como los barriles son de metal se produjo una chispa en una fricción y de pronto mi compañero (el ayudante) miró cuando se levantó la llama y se incendió”.

Al responder preguntas del comandante Landeros, Juan Manuel dijo que como esos barriles tienen tapas metálicas de rosca y al desenroscarla “se produjo la chispa y ya no pude hacer nada”.

Bilwi1

Bilwi1

Bilwi1