Acompañados de la esfinge del Comandante Eterno Hugo Chavez Frías, una amplia representación de ciudadanos se reunieron una vez más claman por la paz, reafirman su apoyo al diálogo y condenan los actos violentos que han causado cuantiosos daños.

Con la bandera Azul y Blanco en sus manos, Marcelina Castillo, destacó que solo unidos se logrará vencer el odio que hoy se alberga en el corazón de los jóvenes, quienes además han sido victimas de la manipulación.

Por su parte, Francisco Treminio, destacó que Nicaragua se ha caracterizado por ser un pueblo unido, amante de la paz y el respeto e hizo un llamado a todos los nicaragüenses a enrumbarse hacia el progreso.

Queremos la paz, para que todos los nicaragüenses logremos trabajar en tranquilidad, que nuestros niños vayan al colegio. Nos costó tanto alcanzar la paz y por eso la defendemos tanto, mi llamado a esos que andan queriendo destruir es que recuerden que somos más los que queremos la estabilidad en el país, somos más los que queremos trabajar y construir una Nicaragua hermosa”, dijo.

Ante los insistentes deseos vandálicos de la derecha, los capitalinos como Armando Rivera, se mostraron con la firme convicción de defender su patria, con valentía, pero, sobre todo, motivados por el deseo de vivir nuevamente en paz.

La paz significa desarrollo, avance y tranquilidad para todos, por eso es que no nos vamos a cansar de decir que lo que queremos es la paz que han intentado robarnos ese grupo de personas que de manera vandálica han destruido muchos de los bienes del pueblo. Hoy al igual que días atrás, nos pronunciamos en rechazo a todo lo que implique destrucción, este país lo hemos construido con sacrificio y no es posible que cuatro locos manipulados dañen nuestros logros”, subrayó.