Con un desfile de gigantonas, pepes cabezones, mitos y leyendas, las familias leonesas celebraron este sábado la continuidad de la Paz en la ciudad universitaria.

Niños y jóvenes que protagonizaron este desfile también presentaron su arte en una alegre tertulia que se realizó al caer la noche en el parque central de León.

Este sencillo, pero significativo homenaje a la Paz llamó la atención de los turistas y la población que se encontraba en el centro de la ciudad.

Los días de violencia pasaron y ahora en León se respira un clima de tranquilidad y paz. Este desfile y tertulia es sólo una muestra del entusiasmo que tiene la población para retornar a la ruta de paz y bien común en Nicaragua.