La Rotonda Rigoberto López se llenó de nicaragüenses que una vez más decidieron salir a pedir por la paz y la estabilidad en Nicaragua, recordando el histórico 4 de mayo, en el que el General de Hombres y Mujeres Libres se negó a firmar el Pacto del Espino Negro (que le robaba la soberanía a la nación), naciendo el Día de la Dignidad Nacional.

Alzando las banderas azul y blanco y la roja y negra del Frente Sandinista de Liberación Nacional, el pueblo congregado en la rotonda se dispuso a orar para que prevalezca la paz en Nicaragua y no vuelvan actos de violencia que sólo dejan dolor, luto y pobreza.

"Cuando nosotros quitamos la mirada, dudamos de lo que estamos haciendo nos vamos hacia abajo por eso tenemos que tener fe, el Señor nos va a mantener fortalecidos", expresó uno de los oradores.

"Te pedimos que traigas paz a nuestro país, Dios aquí estamos pidiendo tu dirección y poniendo en tus manos a Nicaragua para que sea bendecida, prosperada, bendice a los pacificadores", reiteró.

Donde haya odio se siembre en amor

Estas personas manifestaron su disposición de donde haya odio, debe prevalecer ante todo el amor.

"Estamos pidiendo por Nicaragua para que todos nos unamos para que no vuelva la violencia", expresó el señor Jacinto Rivas.

AMPLIACIÓN EN BREVE...

rotonda

rotonda

rotonda

rotonda

rotonda

rotonda

rotonda

rotonda

rotonda

rotonda