Las plazas, escuelas, oficinas e iglesias han sido espacios para que diversos sectores de la población chinandegana se congreguen a orar y pedir a Dios por el bienestar de nuestro país, y para que la paz acompañe por rutas de progreso a los nicaragüenses.

oración

oración

oración

oración

oración

oración

oración

oración

oración

oración

oración

oración

oración