El nuevo Nuncio Apostólico de la Santa Sede para Nicaragua, Su Excelencia Mons. Waldemar Stanislaw Sommertag, invitó a los nicaragüenses a restablecer la paz y cesar la violencia en el país.

Monseñor Waldemar Stanislaw participó en una Eucaristía en celebración de la Santa Cruz, que se realizó en el Altar Mayor de la Basílica, Sant Andrea della Valle, la cual fue presidida por el rector Padre Carlos Gómez.

En la Misa estuvieron presentes miembros del cuerpo diplomático de América Latina y El Caribe, nicaragüenses radicados en Roma, miembros de la misión diplomática de Nicaragua ante Italia y El Vaticano, y el Ministro Asesor para Políticas y Asuntos Internacionales, Sidhartha Marín.

La homilía se centró en la solemnidad de la Celebración de la Santa Cruz, como redentora de la paz, fin de la violencia y la reconciliación, haciendo un llamado al restablecimiento de la Paz entre los nicaragüenses.

Al finalizar la Santa Misa, el Nuncio Apostólico con mucho cariño solicitó a los nicaragüenses el establecimiento de la Paz y cese de la violencia. Se expresó con relación a esta celebración eucarística como una actividad justa y buena porque nace del corazón de la Iglesia. También hizo énfasis en el mensaje del Santo Papa durante el Ángelus del domingo 22 de Abril del año en curso, y señaló que la paz y la reconciliación es responsabilidad de todos los nicaragüenses.

La Embajadora de Nicaragua ante la Santa Sede, Esther Carballo Madrigal, agradeció al Señor Nuncio Apostólico para Nicaragua, al Rector de la Basílica, Cuerpo Diplomático y Comunidad nicaragüense su apoyo y solidaridad por sus oraciones para el logro de la Paz en nuestra Patria.

vaticano

vaticano

vaticano