Cientos de trabajadores y familias capitalinas, se dieron cita la tarde de este martes en la Avenida de Bolívar a Chávez, siendo partícipes de una intensa jornada por la Paz y el Amor.

Las familias nicaragüenses, manifestaron que están clamando a Dios y doblando rodillas en oración, para que el Señor toque el corazón de esas personas que andan cometiendo actos vandálicos.

Nosotros lo que queremos es paz, nosotros queremos amor. Queremos trabajar en paz, que nuestros hijos vivan en un pueblo de paz, tranquilidad y desarrollo”, dijo Ricardo Martínez.

Este capitalino, refirió que la paz es el único camino del entendimiento, para que las nuevas generaciones puedan estudiar, practicar deportes y recrearse en esta Nicaragua Libre.

Para salir adelante, para poder vivir con tranquilidad y poder surgir como país, como ciudad, como nicaragüenses lo que tenemos que tener es armonía. No queremos ver tantas cosas que están pasando”, manifestó María Elena Gutiérrez.

Los trabajadores reafirmaron su apoyo por la paz y el diálogo, para que no sigan ocurriendo estos actos de violencia que solo han creado desestabilización y destrucción en Nicaragua.