El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, manifestó su preocupación por la delicada situación que se vive en la península coreana, ante la posibilidad de un conflicto bélico, e hizo un llamado internacional para que en esa región se retome el diálogo y se aleje cualquier amenaza de guerra, provocada por intereses injerencistas.

“Es duro estar frente a escenarios que ponen en riesgo a toda la humanidad, escenarios bélicos como el que en estos momentos ha puesto en la agenda internacional, ha puesto la tensión que se vive en la península coreana”, comentó el Presidente, agregando que la raíz del problema está en la existencia de arsenales de armamento atómico en varios países del mundo.

En ese sentido, Daniel criticó la falsa moral de varios países que teniendo grandes arsenales de armamento atómico, le prohíben a otro país que se siente amenazado el desarrollar su capacidad armamentista.

Al respecto indicó que son países como los latinoamericanos, donde no existe armamento atómico, los que tienen la moral para hacer un llamado y demandar que desaparezcan los arsenales nucleares en el planeta, “para que tengamos un poco más de seguridad, esa es una condición básica para la sobrevivencia y seguridad de nuestro planeta”, expresó Daniel.

El Presidente abogó para que se busque el diálogo y se retomen las negociaciones en las regiones donde se presentan conflictos, incluyendo a Siria, donde a diario está corriendo la sangre de muchos inocentes.

Además puso de manifiesto que en este momento se desarrollan maniobras militares con ejercicios de aviones B2 de los Estados Unidos, que lanzan bombas atómicas sobre la península coreana, ejercitando lo que sería lanzar bombas atómicas sobre Corea del Norte.

Ante esa situación, Daniel sugirió que es importante que en la península coreana se profundice o se reestablezca el diálogo que se ha desarrollado entre los coreanos.

“A pesar de esas enormes tensiones ha habido momentos de mucho diálogo, incluso de compromisos de trabajar por la reunificación de la península coreana, pero todo este tipo de situaciones de exacerbar la militarización de la zona lo que hace es matar los diálogos, debilitar los diálogos, hacer que pasen a un segundo plano los diálogos”, aseguró.

“Nosotros desde este país, desde Nicaragua, desde esta región América Latina y el Caribe, que está libre de armas atómicas, tememos la autoridad moral para decirle a los hermanos pueblos y gobiernos de la península coreana, las dos coreas… pedirles a estos hermanos pueblos que sean ellos y no otros intereses los que determinen el establecer el diálogo y alejar cualquier amenaza de guerra”, destacó el Presidente Daniel.

Recordó que un conflicto bélico entre ambos países indiscutiblemente afectaría seriamente a toda la comunidad mundial. “Estamos Seguros que a pesar que la tensión ha alcanzado tales niveles se podrá superar, ahí es donde se pone a prueba la voluntad de Paz de los gobiernos que están inmersos en esta tensión en la península coreana”, comentó.

Nicaragua, Honduras y El Salvador mantienen firme acuerdos de Paz en la zona del Golfo de Fonseca

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, se refirió a la situación que se vive en la zona del Golfo de Fonseca, compartida entre Nicaragua, Honduras y El Salvador y reiteró que los presidentes de los tres países mantienen firme su compromiso para hacer de esa región una zona de Paz y desarrollo sostenible.

“Hay una voluntad claramente manifestada por los gobernantes de la hermana República de El Salvador, de la hermana República de Honduras y de Nicaragua, de trabajar en esta dirección”, afirmó, recordando los compromisos firmados en Managua para promover en la zona del Golfo una zona de desarrollo económico, productivo y de riquezas que beneficien a todos los pueblos.

“De esto hemos conversado con el Presidente de El Salvador, Mauricio Funes, hemos conversado con el Presidente Lobo. Ayer mismo estuvo el Presidente Lobo por acá, tuvimos un encuentro, una reunión para avanzar en esa dirección y que no quede el mal sabor, tanto a nivel regional, como a nivel internacional, de que los centroamericanos estamos alimentado vientos belicistas”, informó el Presidente.

Asimismo Daniel explicó que existe el compromiso de los presidentes para coordinar más y mejor las actividades entre las fuerzas armadas, en particular las fuerzas navales en la zona del Golfo, de manera que se desactive cualquier tensionamiento que se pueda presentar, “para superar incidentes que den lugar a tensionamientos y amagos de utilizar armamento de cualquier tipo, para resolver un problema que tenemos que resolverlo por la vía pacífica, por la vía del diálogo, por la vía del desarrollo económico y social”.

El Presidente lamentó que la zona del Golfo “así como está, es un Golfo que cada día está siendo más debilitado porque no hay una política conjunta de desarrollar el Golfo , de recuperar las capacidades de pesca que tenía el Golfo… más bien estamos dejando el Golfo en condiciones críticas en cuanto a lo que es ese potencial”.

“Lo que hay un cuadro de pobreza en la zona y lo que tenemos que hacer es unir esfuerzos para poner en práctica esos compromisos que hemos asumido ya y que hemos ratificado, los compromisos que hemos firmado entonces con el Presidente Saca, el Presidente Zelaya han sido ratificado por el Presidente Funes, por el Presidente Lobo y por nosotros”, afirmó.

No obstante, resaltó la voluntad que tienen los tres gobiernos para “seguir trabajando por la Paz en el Golfo y que garanticemos de esta manera que en la región centroamericana y en Nuestra América se alejen definitivamente las amenazas de conflicto entre pueblos hermanos, entre naciones hermanas”.

América Latina y El Caribe han apostado por la Paz

El Comandante Daniel Ortega Saavedra, resaltó la vocación de diálogo y negociación para mantener la Paz en Nicaragua, en Centroamérica y en Latinoamérica y El Caribe.

“Nosotros privilegiamos el diálogo, la negociación, la Paz, somos amantes de la Paz, tenemos un compromiso con la Paz, esta es una nación que está cansada, que esta hastiada de guerras y que ha apostado por la Paz. Diríamos más que la región Centroamericana es una región que esta cansada de guerras y que ha apostado por la Paz y que América Latina y El Caribe también han apostado por la Paz”, afirmó el Presidente.

Por eso es que desde el ALBA, explicó Daniel, bajo la inspiración del Comandante Hugo Chávez y del Comandante Fidel Castro, desde la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC) “seguimos apostando a convertir, a consolidar a la región latinoamericana y caribeña, como una región de Paz”.

Haciendo esas consideraciones Daniel valoró como positivo que los conflictos que han sido heredados en diferentes zonas de Latinoamérica sean debatidos y dialogados y cuando las condiciones lo demandan, sean llevados ante organismos internacionales como la Corte Internacional de Justicia (CIJ)

“Y esto es una práctica aquí en la región centroamericana y una práctica también en Latinoamérica, donde hay diferendos que están en manos de la CIJ, donde hay planteamientos y demandas que han sido anunciados ya que van a ala CIJ, es decir la Corte como instrumento para que se puedan resolver estos diferendos, y con el compromiso del acatamiento de los países que somos parte de estos diferendos, con el compromiso del acatamiento de los fallos definitivos de la Corte”, explicó.

Entre esos diferendos mencionó el que sostienen Perú y Chile, donde Perú planteó una demanda histórica para buscar su salida al mar.

También señaló ejemplos en Centroamérica, donde gobierno como Nicaragua y Costa Rica dilucidan un conflicto en la CIJ.

“Hemos optado siempre por la solución en el marco jurídico, en lo que es un espacio de Paz que defendemos los países centroamericanos y que defendemos los países latinoamericanos y caribeños”, expresó.

Daniel manifestó que Latinoamérica y el Caribe están viviendo una etapa de mayor integración, de mayor unidad, de mayor soberanía, “de búsqueda para consolidar esta región como una región de bienestar, de progreso, de desarrollo, de justicia, entonces más fuerzas toman estos instrumentos, más fortaleza toman estos instrumentos”.

El Comandante también recordó el histórico fallo que la CIJ emitió a favor de Nicaragua en una demanda interpuesta contra el Gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, y en la que la CIJ encontró culpable a ese país de actos de terrorismo y crímenes en contra de Nicaragua.

“La Corte falló en beneficio de Nicaragua y ordenándole al Gobierno de Estados Unidos suspender todas esas actividades terroristas en contra de nuestro país”, recordó.

“Ese es un fallo histórico que pone a prueba lo que ha sido nuestra vocación de diálogo, de negociación y de Paz, porque aun en medio de la guerra, en medio de la confrontación, no optamos por la solución militar, como solución definitiva al conflicto que había en Nicaragua producto de una agresión promovida por el Gobierno de los Estados Unidos, sino que decidimos ir a la CIJ con la esperanza de que Estados Unidos acatara a la CIJ”, reconoció el Presidente Daniel.

“Pero la realidad es que en esas circunstancias históricas no hubo voluntad de parte de los gobernantes norteamericanos de acatar este fallo. Nosotros tenemos la confianza, la seguridad de que llegará el momento en que los Estados Unidos van a reconocer y van a acatar esa sentencia que está ahí y que fue dictada por la CIJ”, agregó.

Presidente Daniel recibe Memoria Anual del Ejército de Nicaragua

El Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, recibió la Memoria Anual 2012 que contiene las acciones que la institución militar ejecutó el año pasado en ámbitos como defensa de la soberanía nacional, lucha contra el narcotráfico, trabajo por la Paz y acompañamiento humanitario a las familias nicaragüenses.

Asimismo, el Jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés, entregó al Comandante el Primer pabellón nacional que ondeó en el guardacostas que inició la misión Paz y Soberanía General Augusto C. Sandino en las aguas recuperadas en el Mar Caribe.

“Nos sentimos muy contentos y honrados de recibir esta Bandera, esta Bandera de la Patria que no es más que la expresión y la voluntad del pueblo nicaragüense de trabajar por la Soberanía, buscando los causes del diálogo, del entendimiento, de la negociación y de los mecanismos e instrumentos jurídicos internacionales”, expresó Daniel.

“Ese es nuestro compromiso, esa es nuestra vocación como Estado, como Nación”, reiteró el Presidente, quien además recordó a los compañeros mártires y héroes que ofrendaron su vida en el mes de Abril, entre ellos Carlos Agüero, David Tejada Luisa Amanda Espinoza y Enrique Lorente.

“Con las manos de esos héroes y mártires de abril hemos tomado esta Bandera, esta Bandera que a través del General Avilés le fue entregada a su vez con la manos de los héroes y mártires de la Patria le fueron entregadas a los compañeros, a los hermanos, a los cuales les correspondió la misión, inmediatamente después del fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya, de hacer valer esa resolución del más alto tribunal de justicia”, comentó.

Daniel recordó que el Ejército de Nicaragua desarrolla centenares y miles de operaciones, labores y tareas en defensa de la soberanía del país y en el acompañamiento del pueblo para garantizar las cosechas en el campo “y en las labores que demuestran el compromiso que tenemos los nicaragüenses en lo que es la solidaridad que es el elemento ético fundamental que nos guía a todos nosotros”.

“En este proceso que estamos viviendo, donde se trata de ir sustentando la labor del Estado nicaragüense en principios Cristianos y valores Cristianos, y compartiendo nuestro respeto a todas las manifestaciones de cristianismo que hay en el país, hemos acompañado a Su Santidad el Papa Francisco con el Vicepresidente de la República el General en retiro Omar Halleslevens, que participó en esos momentos históricos en el Vaticano”, resaltó el Presidente.

Además mencionó la importante labor de Su Eminencia el Cardenal Obando, “un nicaragüense que ha asumido el reto de trabajar y luchar por la Paz y que ha acompañado también a Su Santidad el Papa Francisco, un latinoamericano, primer latinoamericano que llega a ocupar ese alto cargo y que ha levantado muchas esperanzas en los pueblos de América Latina”.

El Presidente reconoció que en Nicaragua, y en toda Latinoamérica, las iglesias católicas y evangélicas se han multiplicado en toda la región.

“Por eso decía (que este es) un Estado que va desarrollando su labor y su quehacer bajo los principios éticos del cristianismo, el Cristianismo nos da fundamentos, nos da elementos éticos para poder luchar por la Justicia, por la Soberanía, por el Bienestar de nuestros pueblos, de nuestras naciones. El Socialismo nos indica con toda claridad que nos podemos vernos solos en este mundo sino compitiendo sueños, compartiendo desafíos, compartiendo riesgos, enfrentando dificultades juntos y la Solidaridad que es un elemento fundamental que se deriva de la esencia misma del Cristianismo”.

Finalmente Daniel manifestó su reconocimiento al trabajo que desempeña el Ejército de Nicaragua “en beneficio de nuestra Patria y en beneficio de nuestro pueblo, un trabajo que nuestro pueblo reconoce porque sabe que es un trabajo que va en un acompañamiento directo de lo que son los intereses de nuestra nación. Los intereses de nuestra nación en lo que es la defensa de la soberanía, los intereses de nuestra nación en la defensa de la Paz, los intereses de nuestra nación en lo que es la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, los intereses de nuestra nación en los diferentes programas de orden económico social, de orden institucional en los que está presente de manera viva el Ejército de Nicaragua”.

“Este es un Ejército cada día más unido, más cohesionado con el Pueblo y con la Patria y con la Nación”, afirmó el Presidente Daniel.