Tras una emotiva despedida de sus familiares, que se realizó en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino,  los jóvenes expresaron que el reto que llevan hacia la hermana República de Cuba es cumplirles al pueblo nicaragüense y al Presidente Daniel  por el apoyo que se les está brindando. Además aseguraron que ese apoyo lo recompensaran  siendo excelentes estudiantes y excelentes médicos al servicio de Nicaragua.

“Ese es nuestro reto desempeñar el mejor papel que nosotros podamos hacer en nuestra hermana República de Cuba y en esa forma agradecerle al Presidente Daniel y a la Compañera Rosario Murillo por la oportunidad que nos está dando”, señaló Ileana quien procede del departamento de Chinandega.

“Venir hecha una profesional,  cumplirle a mi pueblo nicaragüense, demostrar que todos podemos seguir adelante, triunfa y aprovechar  esta oportunidad que nuestro Presidente nos está brindando ya que muchos jóvenes aspiramos a eso, debemos sacar la frente en alto y decir si podemos aprender de los valores que nuestro  presidente nos ha enseñado como solidaridad,  brindar el apoyo a las personas que lo necesitan.  Este esfuerzo que nosotros vamos a desempeñar allá lo vamos a venir a hacer realidad aquí” expresó Yarizma Lazo de Chontales.

“Cada una de las becas vale 80 mil dólares, eso es algo que nosotros solo no pudiéramos lograr.  Es tan importante que nosotros retomemos esto  y podamos tener la conciencia social para poder retribuir a nuestro país esto que nosotros llamamos y que  nuestro gobierno tiene  a la vanguardia como es nuestro modelo de responsabilidad social compartida” explicó el representante del contingente, Eliecer Porta de Matagalpa.

Jóvenes serán recibidos con los brazos abiertos

En un pequeño acto celebrado en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, el Embajador de Cuba, señor Eduardo Martínez Borbonet, expresó que los jóvenes van a la ELAM a cumplir su sueño de hacerse médicos de una nueva medicina, “médicos de una  medicina que pone por delante al ser humano, médicos que van a regresar a su patria a dar lo mejor de sí  para ayudar a transformar el modelo de salud como lo está haciendo este Gobierno”.

“Es un modelo comunitario,  es un modelo preventivo y eso es lo que van a aprender allá en la Escuela Latinoamericana de Ciencias  Médicas”, aseguró el Embajador.

Comentó que la ELAM es una escuela maravillosa que fue inaugurada en 1999 por el comandante Fidel Castro y detalló que ya se han  hecho 7 graduaciones de estudiantes nicaragüenses que han producido a 517 médicos.

Además dijo que  hay otros 500 estudiantes formándose como médicos incluyendo a más de 300 que están terminando  su último año acá en Nicaragua haciendo sus internados.

“Estamos seguros que ustedes van a cumplir ese sueño porque llevan  mucho entusiasmo, mucha energía, llevan el amor que le han inculcado sus padres, el amor que han recibido de su  pueblo, el apoyo de su gobierno y ese amor se va a multiplicar cuando lleguen a Cuba porque los recibimos con los brazos abiertos, como hemos  recibido siempre a los hermanos nicaragüenses con mucho entusiasmo” aseguró Borbonet.

El diplomático resaltó que la escuela es de mucho rigor, de disciplina, “queremos que se formen como médicos, desde el punto de vista científico, que sean buenos médicos, pero por encima  de todo que sean excelentes seres humanos, entregados a su causa que mantengan ese vinculo con su pueblo”.

Jóvenes tienen una alta conciencia política y social

Por su parte Bosco Castillo, coordinador de la Juventud Sandinista, compañero Bosco Castillo, expresó que los jóvenes seleccionados son excelentes estudiantes cuyos promedios superan el 93%, además proceden de familias de escasos recursos económicos.

“Este grupo de jóvenes va a ser fundamental  para seguir trabajando, luego que regresen en pro de la salud,  en pro de la erradicación de la pobreza  y en pro de las estrategias que tiene este gobierno para atacar la desigualdad” explicó Castillo.

“Esperamos que ellos sean dignos representantes de la Juventud Sandinista, del comandante Daniel, de la compañera Rosario y del Pueblo  nicaragüense, allá en Cuba”, manifestó Castillo.

Padres agradecidos con Daniel y Rosario

Las lágrimas de alegría entre los padres y madres de familia que acompañaron a sus hijos para verlos partir a convertirse en médicos, no se hicieron esperar.

Los padres abrazaron, acariciaron y encomendaron sus hijos a Dios para que cumplan su sueño y regresen a Nicaragua para servirle a la patria y a su pueblo.

Durante la despedida algunas madres de familia como doña Martha Murillo, agradecieron a Dios y al Comandante Daniel Ortega por las oportunidades que le está dando a la juventud nicaragüense.

“Yo me siento feliz porque es el único Gobierno que se ha  preocupado por la juventud, por sacarla de las drogas, sacarlos de todo lo malo, es por excelencia el Gobierno de los pobres, estoy feliz encantada con mi hijo, somos de Masatepe” comentó y agregó que así como le agradece al presidente Daniel le agradece al Gobierno Cubano.

Por su parte Martha Mairena, procedente de Somotillo, indicó que “este esfuerzo que nuestro gobierno está realizando es muy grande  porque está preparando a los jóvenes para que sirvan a su patria, a su pueblo”.

“Agradecemos grandemente a nuestro Presidente de la República y a todas las personas que están apoyando este gran esfuerzo, los jóvenes  van a regresar a dar esa salud y lo mejor de ellos” aseguró.

“Los derechos que a nuestro pueblo le fueron  negados, hoy gracias a nuestro Gobierno se les están devolviendo de gran manera  para que estos jóvenes cuando regresen vengan a dar esa salud a  servir a su pueblo” dijo Mairena.