Monseñor Bismarck Carballo se mostró a favor de los esfuerzos que está realizando el Gobierno Sandinista para garantizar la paz a través de un proceso de diálogo, luego de los disturbios desatados desde hace varios días por grupos minoritarios.

“Yo espero que el diálogo avance y que haya capacidad para encontrar una solución pacífica a la problemática que estamos viviendo”, afirmó.

El religioso saludó también el mensaje brindado por el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, a todo el pueblo de Nicaragua.

Expresó que ve como los grupos vandálicos han usado los reclamos sobre las reformas a la seguridad social para otros fines.

“El Frente Sandinista siempre ha demostrado capacidad de negociación y la sabiduría de poder encontrar soluciones a los problemas”, señaló.

Carballo dijo que la Iglesia Católica está orando por la paz en Nicaragua.

Afirmó que Nicaragua ha ido por muy buen camino y que hay que seguir por ese rumbo.

“Hacer lo contrario es también hundir al país en una situación de mayor pobreza”, indicó el sacerdote, expresando también su preocupación por los saqueos y violencia que se han venido desatando.