Autoridades del Ejército de Nicaragua, Policía Nacional, Asamblea Nacional, Ministerio de Gobernación y magistrados de la Corte Suprema de Justicia, realizaron guardia de honor ante el féretro del Capitán Hilton Rafael Manzanares Alvarado, quien falleció en el cumplimiento del deber la noche de este jueves.

En el homenaje póstumo que se realizó en el complejo policial Faustino Ruiz, se vivieron momentos de dolor ante la pérdida de este padre de familia, hijo, esposo, amigo y trabajador incondicional.

El dolor y la consternación fue evidente en el rostro de los familiares, por la manera cruel en que perdieron a su ser querido asesinado por un grupo de desalmados opositores la noche del 19 de abril.

El Comisionado Mayor Enrique Salazar, dio lectura a la orden de ascenso al grado de Capitán y a sus familiares fueron entregados, de manos de la Primera Comisionada Aminta Granera, los grados póstumos y la medalla al valor.

pn

"La paz es el camino correcto"

La jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera, manifestó que hoy es un día de duelo para la institución y comparten el dolor con la familia ante la partida de Hilton.

"Sentimos la preocupación ante las circunstancias con la que perdió la vida, la violencia genera más violencia, la paz es el camino correcto a como decía Gandhi", afirmó.

Sentenció que: "Para ustedes hermanas mi solidaridad de madre y el compromiso constitucional por orden del presidente Daniel Ortega de trabajar incansablemente para identificar a los responsables de su muerte y ponerlos ante las autoridades".

pn

Granera también recordó que Hilton era llamado cariñosamente "mi negro".

"Me acompañaste a todas los viajes que hice a los departamentos, siempre con una disciplina intachable, aquí estamos tus hermanos, tus compañeros de armas, reconocemos en este homenaje póstumo tu entrega y sacrificio, tu disposición por más complejas o difíciles que fueran las circunstancias”, expresó.

Acentuó que: “La tristeza de tu muerte se transforma en reflexión y energías para redoblar esfuerzos, garantizar la vida y la paz de las familias nicaragüenses”.

pn

“Cobardes son pagados”

Su madre, Luz Marina Montoya, llamó cobardes pagados a los asesinos de Manzanares.

“Los repudios a esos cobardes, mi hijo no les estaba haciendo daño, la policía busca cuidar, sabemos que son cobardes pagados, pero no crean que vamos a tener miedo porque nos quitaron a nuestros hijos, vamos a seguir adelante y no echaremos un paso atrás”, dijo doña Luz.

“Compañeros sandinistas no echemos un paso atrás, no tengamos miedo, defendamos a todos nuestros héroes que han caído, yo he luchado mucho por la paz, Nicaragua se ha levantado en busca de la paz, hemos logrado que el odio se terminara y no podemos permitir que estos cobardes sigan destruyéndola”, indicó.

pn

pn

pn

pn

pn