Efectivos del Ejército de Nicaragua y pobladores de las distintas comunidades de San Juan de Nicaragua, han iniciado el proceso de reforestación del 0.7 % de la Reserva Indio Maíz afectada por el incendio de las semanas pasadas.

La siembra de las plantas, de cinco especies diferentes, inició pocas horas después que llegaron a esta comunidad, los 23 mil arbolitos enviados desde la capital por el Gobierno Sandinista.

Las plantas llegaron la tarde del miércoles hasta San Juan de Nicaragua, de ahí las trasladaron a distintas zonas de las riberas del río, donde mujeres, los militares, hombres y niños, las están llevando hasta el interior de la reserva para ser sembradas.

Santiago Chávez, delegado del INAFOR para el departamento de Río San Juan, señaló que el proceso de reforestación no se detiene, por eso ha resultado valioso el apoyo de los efectivos del Ejército, que desde los primeros días del incendio se han hecho presente.

"La tarea no ha sido fácil, primero el incendio, ahora la reforestación y vamos a seguir hasta que Dios nos de fuerza para plantar estos árboles, esta reserva lo necesita porque es un pulmón del país", dijo Harvin Benard, de la comunidad Siempre Viva.

Julia Jarquín, de San Juan de Nicaragua, afirmó que las primeras en ser sembradas serán las especies de almendro y cedro real, que son nativas de las riberas del río.

"Vamos a sembrar todos los árboles que nos mandó nuestro gobierno, no vamos a detenernos para ver nuevamente nuestra reserva intacta y quizás mejor. Todos unidos vamos a reforestar", dijo Jarquín.