La juventud de Matagalpa se desbordó sobre la calle principal de la ciudad para formar un colorido rio humano en celebración de la extinción del fuego que amenazaba la Reserva de Biosfera Indio Maíz.

La caminata por amor a la madre tierra comenzó desde el parque Morazán, avanzando por la avenida central hasta el parque Darío, donde se realizó una revista cultural.