La Dirección General de Bomberos (DGB) retomó este lunes el proceso de revisión de las medidas de seguridad que deben seguir los despachadores de combustibles y los conductores a la hora de adquirir los derivados del petróleo.

Esta vez la revisión la llevó en la estación Puma Panamericana, ubicada al costado este de los semáforos del Guanacaste en la carretera Sur.

El Comandante Jorge Viera, jefe de la delegación del Distrito I, dijo que esta visita tiene como objetivo valorar el estado preventivo en que se encuentra la gasolinera.

“Vamos a revisar que se cumplan las normas en cuanto al despacho, manejo y el almacenamiento de estas sustancias peligrosas en el caso del diésel, gasolina, y cómo están formados los planes de emergencia y rutas de evacuación”, indicó.

El jefe bomberil dijo que todo usuario al momento de ir a adquirir el combustible para su vehículo, lo primero que tiene que hacer es colocar el freno de emergencia, apagar el motor, evitar cualquier fuente de ignición, no llegar fumando ni utilizar el celular.

Agregó que esas normas que debe cumplir el usuario las debe observar el que está despachando el combustible.

Douglas Quant, gerente de la referida estación de servicios, dijo que “nosotros garantizamos la seguridad de los usuarios y la de los colaboradores en las estaciones de servicios”.

El plan de seguimiento a la seguridad en las gasolineras lo lleva a cabo el Cuerpo Unificado de Bomberos a nivel nacional. Además la seguridad abarca a todas las instituciones del Estado, las universidades, las escuelas, entre otros lugares prioritarios.