Un mundo lleno de colores, flores, alas y de alegría, reflejaron las diferentes pinturas integradas en la exposición “Art TEA” que presentó el Centro Cultural de España en Nicaragua (CCEN), en conjunto con el Centro de Atención Integral a Niños y Niñas con Autismo (CAINNA), en el marco del Día Nacional y Mundial de Concienciación sobre el Autismo.

Gerda Gómez, Presidenta de CAINNA, indicó que es la tercera ocasión que los niños y niñas con autismo realizan una exposición de pintura, con el objetivo de promover el compromiso hacia las personas que conviven con esta condición.

Queremos promover en la población, un mensaje de compromiso, un mensaje de la necesidad y la importancia de informarse a cerca del autismo, de la concienciación, de la sensibilización acerca de qué es el autismo, de lo que necesitan los niños y las personas con autismo”, dijo Gómez.

En las diferentes obras artísticas se demuestra la capacidad de creación, de amor y sensibilidad que tienen los niños, niñas y adolescentes que participaron en el taller de arte promovido por CAINNA, para involucrarlos e insertarlos en el mundo del arte y del aprendizaje.

Dentro de las 34 pinturas, se incluyen 19 de un joven que padece de autismo, pero que ha encontrado en el arte una excelente terapia.

En este taller de arte las familias estuvieron involucradas. Una de las obras de arte son unas alas que están pegadas a la pared, estas alas tienen un enorme significado, pues cada hoja fue elaborada por cada padre de familia, madres, abuelos, tías, hermanas que también se involucraron en el taller de pintura”, resaltó Gómez.

Marta Mejía, coordinadora del CCEN, expresó que la institución apoya el arte en sus diferentes expresiones y sobre todo a los sectores de personas vulnerables, como el caso de los niños con autismo.

El Centro Cultural de España se ha sumado a esta iniciativa porque queremos sensibilizar y poner en valor, la importancia cultural de las personas en riesgo. Queremos agradecer a los niños y niñas que participaron con sus pinturas por mostrarnos nuevos universos de color y la forma particular de cada uno de expresar su propia visión del mundo, ya sea real o imaginaria”, dijo Mejía.

Los niños protagonista de esta jornada artística también vivieron una tarde de piñatas, payasos y de diversión.