Reed Morn (seudónimo de Frieda Drewerk), nacida en Estonia en 1898, fue una de las primeras mujeres universitarias en Tartu, ciudad del sureste del país báltico, donde se graduó en Literatura en 1924.

La notable escritora, admiradora de la obra de Rubén Darío, publicó varias novelas y residió en diferentes países, incluyendo Estados Unidos, donde falleció en 1978.

Morn dejó para la posteridad un brillante ensayo en estonio, prácticamente desconocido, sobre el Príncipe de las Letras Castellanas. El escrito de 9 páginas, que además contiene una fotografía de Darío y la traducción al estonio de unos de sus poemas (¡Torres de Dios! ¡Poetas!), apareció en 1961 en la revista MANA (4, 1961), impresa en Suecia.

El escritor Jüri Talvet, considerado uno de los principales hispanistas de Europa nórdica, facilitó a Ricardo Alvarado, embajador de Nicaragua en Finlandia, una copia del ensayo.

“El artículo de Frieda es una descripción bastante detallada de la vida y obra de Rubén Darío… Se ve que Frieda tenía mucha simpatía por la obra de Darío, destaca el optimismo y afirmación de la vida en su obra, que contrasta con el pesimismo de Baudelaire y la poesía occidental anterior. También muestra la conexión de Darío con Walt Whitman”, comentó el académico estonio al embajador Alvarado.

Como es sabido, poemas de Darío han sido traducidos por varios intelectuales bálticos, como Ain Kaalep. “Sinfonía en gris mayor” y “A Roosevelt” fueron publicados por Kaalep en 1980 en su libro Peegelmaastikud (Espejos y paisajes). Asimismo, una traducción de Kaalep de “Letanía de nuestro señor Don Quijote”, apareció en la revista Akadeemia (Tartu, 2 (8), 1990).

Más recientemente, en la revista LOOMING (2, 2017), Talvet publicó sus traducciones de algunos poemas del Padre de Modernismo, como “Walt Whitman”.

A estas importantes contribuciones se suma la de Reed Morn, quien, a juzgar por su ensayo sobre Darío, era una ávida estudiosa de la obra del bardo nicaragüense.

“Frieda describe las búsquedas filosófico-poéticas de Darío y sus diferentes modos de reflejar la realidad. Además, hace una caracterización del modernismo poético en general y muestra el papel pionero de Darío”, expresó Talvet al diplomático.

De acuerdo con los especialistas, Rubén Darío ha sido traducido por lo menos a una veintena de idiomas, cantidad que seguramente es mayor, tal como lo atestiguan los estudios y traducciones al estonio —lengua ugrofinesa hablada por menos de dos millones de personas— que confirman la presencia permanente del Padre del Modernismo en los círculos de la literatura mundial.

dario

dario

dario

dario

dario