Católicos provenientes de los barrios de Managua, participaron junto a Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes de la Vigilia Pascual que conmemora la Resurrección de Jesucristo.

Brenes explicó que la Vigilia Pascual tiene un significado especial porque recuerda el pasaje bíblico (Mc 16:01), en el que la Madre de Jesús, la Virgen María, llega al sepulcro pero no encuentran el cuerpo de su hijo. "Luego, un ángel se aparece y les dice: “¿Buscan a Jesús el Nazareno? No está aquí. Ha resucitado. Decidles a sus discípulos que vayan a Galilea y allí lo verán”.

La ceremonia religiosa dio inicio cuando el Cardenal Brenes enciende el cirio y proclama la Resurrección  de Jesucristo y con ello se da el "pregón pascual".

La Vigilia Pascual en la noche del Sábado de Gloria, es la más importante de las celebraciones cristianas, porque conmemora la Resurrección de Jesucristo.

La vigilia pascual es la Madre de todas las vigilias, la celebración más grande y hermosa que podemos tener en la iglesia”, dijo Brenes, al destacar esta ceremonia que tiene muchos elementos de solemnidad.

La mejor noticia que debemos proclamar al mundo

Como parte de la ceremonia, Su Eminencia presidió la eucaristía en la que participaron decenas de feligreses.

Hemos vivido un tiempo muy hermoso. 40 días en que esta iglesia arquidiocesana en unión con toda la iglesia católica extendida por toda la tierra vivió momentos intensos de encuentro con Jesús, momentos de renovación, momentos de conversión, momentos de realizar una mirada fortalecidos en la oración, en el ayuno y en las buenas obras”, subrayó.

Después de vivir el misterio de la muerte de Jesús, los cristianos realizan el Sábado de Gloria la vigilia pascual como preámbulo del milagro de la resurrección.

La resurrección de Jesús es una experiencia única que marca la vida de la humanidad, que marca hasta hoy nuestras vidas. La cruz allá en el Gólgota sola, hoy el sepulcro también solo, la muerte, el sepulcro están vacío porque Cristo ha resucitado, está vivo como primicia de todos nosotros, es el gran anuncio, es la experiencia que la Iglesia Católica estamos viviendo, que estamos conmemorando y lo vivimos como el regalo de Dios y como el gran compromiso de cada uno de nosotros, anunciar al igual que aquellas mujeres, que van corriendo a encontrarse con los apóstoles para decirles: El Maestro está vivo, el Maestro ha resucitado”, exclamó el Cardenal Brenes.

Añadió que proclamar la vida de Jesucristo es la mejor noticia que debemos dar, en medio de un mundo que vive cosas negativas "un mundo que muchas veces utilizan las redes (sociales) y los medios para trasmitir noticias negativas, hoy en sus noticieros, esas redes sociales tienen que llevar este gran anuncio a la humanidad, una humanidad triste, una humanidad desesperada, hoy recibe este bello anuncio; Cristo está Vivo, ha Resucitado".

"Jesús ha resucitado, bendito sea. Nicaragua está bajo el manto protector del Hijo de Dios, solo esperamos que no hayan muchos  muertos en esta Semana Santa. Mi familia ha participado de varias actividades religiosas durante esta semana y cada una de ellas se han realizado en orden", dijo Marcia Gutiérrez, pobladora de la colonia Máximo Jerez de Managua.

Luego de la proclamación del Aleluya, las campanas de la catedral sonaron fuertemente y hubo explosión de cohetes en señal de jubilo por la gran noticia de la Resurrección de Jesús.