Este Viernes Santo se graduaron 30 miembros de los Bomberos Unificados de Nicaragua, durante el segundo curso sobre materiales Peligrosos, impartido por instructores de la Academia de Bomberos de Costa Rica.

El Comandante Manuel Zamora, de los Bomberos Unidos Sin Fronteras, explicó que esta es una herramienta más para la respuesta que se le brinda a la comunidad.

Ellos quedan facultados como primeros respondedores para la contención de materiales peligrosos en caso de que sean sustancias, líquidos o material peligroso. Ellos tienen la capacidad de organizar y contener este tipo de derrames”, señaló.

María Fernanda Mora, de la Unidad de Nindirí de la Asociación Cuerpo Civil de Bomberos Voluntarios, señaló que de esta manera tienen mejore capacidades para manejar materiales peligrosos, que pongan en riesgo la vida y la salud de las personas.

Nos sirve para poder ayudar a la población ante estos incidentes que se nos pueden presentar en la vida diaria. Nuestro objetivo aquí ha sido venir a capacitarme, a aprender y no solamente aprender y quedarme con los conocimientos, sino también traspasárselo a mis compañeros”, indicó.

Héctor Chávez, Director de Bomberos de Costa Rica, precisó que más de un curso, el encuentro fue un intercambio de experiencias entre los cuerpos de Bomberos de Costa Rica y Nicaragua.

Al mismo tiempo aplaudió  el modelo de unificación que se desarrolla en Nicaragua en cuya articulación el mayor beneficiado es el pueblo.

Desde luego que la unificación de los Cuerpos de Bomberos en Nicaragua es algo que es necesaria en todos los países es necesaria cuando hay más de un cuerpo de bomberos. En los países nuestros los países son escasos y no podemos generar competencia porque finalmente la persona a la que rescatemos es a la que le debemos todos”, precisó.