Al menos 17 personas murieron en la madrugada de este viernes cuando un autobús que transportaba trabajadores birmanos se incendió tras colisionar en el noroeste de Tailandia.

Medios locales aseguran que otros 36 pasajeros del autobús resultaron heridos en el siniestro.

A bordo del vehículo concebido para transportar solo a 14 pasajeros viajaban más de 50 personas provenientes de Pakistán, Afganistán e Irán.

El autobús se accidentó en la provincia de Igdir y se incendió después de chocar contra un poste de luz.

La agencia turca de noticias Anadolu informó que se abrió una investigación para determinar las causas exactas del accidente.