Una Poza Subterránea enclavada en los llanos del territorio indígena de Tawira, a unos 30 kilómetros de Bilwi, es una de las maravillas más recientes descubierta por los turistas y pobladores de esta ciudad porteña.

El señor Edward Dee Williams es el propietario de este hermoso lugar, el cual, según nos cuenta, pertenece a su familia de hace muchas generaciónes.

"Estamos haciendo un esfuerzo para que las personas conozcan este lugar", nos dice el propietario, un indigena miskitu que vivió más de 30 años en Estados Unidos.

Este nuevo destino turístico ha causado sensación tras conocerse que la misma para poderse haber formado necesitó millones de años y tuvo que haber algún fenómeno natural que hizo que el lugar tuviera ese declive y que se haya transformado en una poza explicó, Gustavo González, geofisico de la Unan.

A un lado de la Poza Subterránea existe otro cráter lleno de agua de color verde que también se pudo haber formado por algún fenómeno natural explicó el experto.

A dos kilómetros de la Poza queda la comunidad indígenas de Krukira un lugar donde también se puede hacer turismo comunitario.

Según don Edward hasta ahora la gente está valorando los hermosos paisajes. "En este sector tenemos otro centro turístico que se llama Trakislandia y que es parte de la laguna de Pahara", indicó el comunitario.

Este año la Juventud Sandinista se dio a la tarea en coordinación con la Alcaldía del Frente Sandinista de Puerto Cabezas de limpiar los centros turísticos y este fue uno de los lugares que se limpio con los muchachos y muchachas del Movimiento Guardabarranco.

poza

poza

poza

poza

poza

poza

poza