El Cardenal Leopoldo Brenes envió un mensaje a las familias nicaragüenses, destacando que este momento de Semana Santa, cuando han transcurrido 40 días desde el Miércoles de Ceniza, ha sido un tiempo de penitencia y reconciliación.

“Las lecturas propias del miércoles nos decían: oración, ayuno y buenas obras. Ha sido todo un proceso que hemos vivido en la arquidiócesis. En primer lugar hemos hecho las peregrinaciones penitenciales, en la cual han participado más de 25 mil personas de las diversas parroquias, de las 115 parroquias de la diócesis”, dijo.

El alto prelado consideró como hermoso al Sacramento de la Reconciliación. “El caminar fueron como puntos importantes. El día jueves vamos a celebrar nuestra misa crismal cuando todos los sacerdotes de la diócesis y del mundo renuevan sus promesas sacerdotales pero también ya por la tarde estamos iniciando lo cumbre de este tiempo de Cuaresma, el tríudo pascual, la cena del Señor, la pasión y la resurrección”, añadió.

brenes

Brenes comentó que precisamente para eso se han estado preparando. “Para este momento celebrar la fiesta de resurrección significa celebrar la vida. Cristo ha muerto pero ha resucitado. Las tinieblas desaparecen y nace la luz, la muerte es vencida desde la cruz con la vida. ¡Cristo ha resucitado!”, exclamó.

Expresó que es una hermosa noticia que ha cambiado a la humanidad, y las vidas de cada uno año con año.

brenes

“Cristo ha muerto, pero ha resucitado y ha resucitado para que todos tengamos vida y vida en abundancia. La promesa del Señor hecha a sus apóstoles era esa. Al tercer día voy a resucitar. No lo entendían. Hoy también no entendemos esto de la resurrección, pero esa es la gran experiencia, la gran noticia y junto al Papa Francisco, junto a los obispos, junto a los sacerdotes y todo el pueblo cristiano podemos gritar hoy al mundo: ¡Alegría, alegría para todos, Cristo ha resucitado!”, comentó.

El Cardenal de Nicaragua aprovechó para desear también unas felices Pascuas de resurrección.

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes

brenes